thecommunicationslab

Ética y política en la nueva presidencia

In ARTÍCULOS Y MÁS, OBAMA on marzo 12, 2009 at 8:38 pm

Interesante punto de vista.

Barack Obama mantiene un discurso pseudocristiano dentro de una agenda radical.
El discurso de Obama en los grandes debates éticos norteamericanos se dirige a presentar su propia postura como una liberación de las trabas que se ponen a la ciencia. Así se explicarían sus reformas en materia de financiación del aborto en el extranjero o de aportación de fondos federales a la destrucción de embriones.

Seguir Leyendo…

Si se mira bien la posición señalada más que buscar una, se pretende que, en el área de la acción sobre los hombres y no en la naturaleza en su conjunto, toda manipulación implica un progreso justificado en los bienes inmediatos. Igualmente la posición del presidente hace caso omiso de las relaciones de poder que se pueden encontrar en una decisión concreta, de forma que siempre permite la postura que pueda justificarse en un mayor bien utilitario. No parece darse cuenta que en una relación concreta siempre es el poderoso quien cuenta los beneficios, o lo que es lo mismo, sólo cuentan los beneficios de quien es más poderoso. Frente a quien tiene un deseo fuerte de manipular un embrión y destruirlo para obtener un bien de él, el supuesto valor de la vida en sus fases nacientes no es más que un recurso retórico. Lo mismo respecto a quien quiere eliminar un feto mediante nacimiento parcial y decapitación, práctica que Obama apoyó en su momento. Si en casos tan sangrantes la posición que representa el presidente se muestra tan hipócrita, podemos imaginar lo que ocurre en circunstancias menos claras como en la presión de organismos internacionales y fundaciones estadounidenses para que países débiles y gobiernos corruptos se plieguen a su movilización eugenésica, a su radicalismo abortista o a sus políticas restrictivas de la natalidad de los pobres para garantizar el disfrute de los ricos.
En esta actitud, las referencias a las preocupaciones morales que el presidente comprende en quien es ignorado en todas sus decisiones, no pasa de un recurso dialéctico aprendido en las escuelas de márketing político en las que el presidente es experto. Como otros antes que él en EEUU, el presidente mantiene un discurso pseudocristiano dentro de una agenda radical. Esto no es un dato relevante sobre las convicciones de Obama, sino sobre las necesidades de actuación en la política norteamericana. También en este caso debe mostrar una comprensión que curiosamente supone ignorar todas las demandas y sentimientos de los supuestamente comprendidos.
La moral sólo supera la sospecha que mantenemos sobre ella cuando no sirve para justificar cualquier interés poderoso, sino cuando limita la capacidad de acción de quienes efectivamente pueden. Se ha convertido a fetos y embriones en peligrosos enemigos de la libertad radical y de la felicidad individual por el mero hecho de estar ahí, interpelándonos.
José Miguel Serrano es profesor de Filosofía del Derecho.

Fuente: Gaceta.es
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: