thecommunicationslab

República Dominicana: Miguel Guerrero: Enjuicia el ejercicio del periodismo en el país

In ARTÍCULOS Y MÁS, REPÚBLICA DOMINICANA on marzo 17, 2009 at 5:46 pm
Escrito por: ARISMENDY CALDERÓN
El influyente periodista y escritor miguel guerrero sostiene que El partidismo político ha secuestrado el ejercicio periodístico en el país.

Yo creo que la esencia no cambia, es decir, los principios y los valores periodísticos no los modifica el tiempo”. Sin embargo, Miguel Guerrero, periodista, escritor, concluye que, lamentablemente, el partidismo político está secuestrando el ejercicio periodístico en la República Dominicana.

Miguel es un apasionado de la prensa escrita, aunque hace años que se ha mantenido distanciado del diarismo, de las redacciones. Es, indiscutiblemente, un periodista actualizado, bien informado. Admite que la tecnología ha transformado el ejercicio y la forma de hacer periodismo en el país.

“Creo que los periodistas dominicanos parecen mejor preparados hoy que antes, que en mi época. Los periódicos están mejor redactados, hay una amplia visión de lo que es la noticia, que quizás por las facilidades tecnológicas, ayuda mucho eso, porque antes el periodismo era un poco rudimentario”.

Seguir Leyendo…


Era una terrible angustia en los periodistas redactar informaciones en viejas máquinas mecánicas, pasar las cuartillas a los correctores, corregir errores, digitarlas, y la premura del tiempo en las redacciones, la presión de los cierres en los periódicos. Todo quedó atrás.

“Ahora, a través de la tecnología, uno puede guardar los originales, modificarlos, mover un párrafo de primero al último. Antes había que romper la página y escribir la noticia de nuevo”. Sin desdeñar los tiempos dorados del diarismo que ejerció a plenitud, Miguel Guerrero afirma que actualmente se está haciendo un buen periodismo en el país, pues se ha preservado el sentido crítico. Obviamente, el ejercicio periodístico tiene su lado amargo.

“Creo que el partidismo político está secuestrando el periodismo dominicano, la lealtad de muchos periodistas. Aparentemente, están más con sus creencias ideológicas que con el periodismo propiamente dicho. Esa falta de lealtad hacia el periodismo conspira contra la calidad del periodismo”.

La arbitrariedad oficial es, en sentido general, más sensible al periodismo de opinión que al periodismo informativo, afirma, “aun cuando el primero hace más daño, porque puede erosionar más la imagen de un gobierno.

Guerrero opina que, en lo que respecta a la libertad de prensa, a los derechos ciudadanos, a la crítica, los sentimientos de los gobiernos que se han sucedido en distintos períodos no han cambiado en lo absoluto. Sólo han variado sus métodos. “Yo he sentido muchas veces el látigo de esa intolerancia del sistema, de la autoridad. Pero uno trata de resistirse a ella ¿no? Uno tiene que pagar el precio de hacer periodismo”.

Prefiere no enjuiciar, cuestionar o condenar a periodistas que aceptan dádivas, que aceptan “tentaciones” o no son leales al periodismo, ni a aquellos comunicadores que no resisten la capacidad de intimidación que tiene el poder político aquí o en cualquier otra nación.

“Hay muchos atractivos ahora para los periodistas”, comenta. Miguel admite que los gobiernos han utilizado muchos métodos para contaminar el ejercicio periodístico.

Periodista y Escritor

Miguel Guerrero es escritor y periodista, y en los últimos años ha trabajado como productor y co-productor de varios programas de radio y de televisión y en periódicos nacionales y extranjeros. Ha sido corresponsal de varias agencias de prensa extranjeras. Ha recibido numerosos premios y honores. También ha publicado varios libros, entre los cuales figuran: “Al Borde del Caos”, “Trujillo y Los Héroes de Junio”, “La Ira del Tirano”, “El Golpe de Estado”, “Los Últimos Días de la Era de Trujillo”.

La frase

Reflexión

Cuando mi padre murió, aquella triste y plomiza tarde de mayo, lo que proporcionó el valor necesario para soportar la tragedia enorme que se abatía sobre nosotros, no fue más que la inmensa sensación de pequeñez que de mí mismo, y de mis hermanos, reflejó su muerte. La verdadera grandeza de su existencia estaba, no en sus logros personales mezclados con similares tropiezos y desencantos que hicieron de su vida una extraña conjugación de éxitos y fracasos que terminaron por abatirle cuando ya le faltaban fuerzas físicas para enfrentar las tempestades, sino en la sencillez de su corazón y en su increíble percepción para captar la esencia pura de la existencia humana en las más intrascendentes de las escenas cotidianas”.

Antes, la realización de un proyecto periodístico implicaba una gran inversión, un gran capital en adquisición de equipos. Sin embargo, la tecnología cambió todo. El periodismo digital llegó para quedarse. “Ahora, desde un zaguán o desde una pequeña oficina de cuatro metros cuadrados se puede hacer un buen periódico. Creo que esa es una gran oportunidad que la tecnología le ha brindado a la independencia periodística”. Guerrero asegura que, obviamente, la tecnología y la concentración de medios en manos de grupos económicos estableció dos aspectos importantes en el ejercicio periodístico. Primero, estableció una mejoría e introdujo la innovación tecnológica y, segundo, la competencia por hacer un buen periodismo. De esa forma, la gran inversión de capital en empresas periodísticas por parte de los grupos económicos demandó la contratación de un personal idóneo, preparado, y el pago de buenos jornales y de óptimas condiciones laborales para llevarse lo mejor del periodismo disponible. “No tenía sentido hacer una gran inversión en un periódico para no tener el material humano necesario para que ese periódico no pudiera tener acogida en la sociedad”. Sin embargo, Miguel Guerrero opina que hay un lado negativo en el proceso de concentración de medios en manos de grupos económicos. “Esto hacía el periodismo mucho más vulnerable a la intolerancia gubernamental. Obviamente, los tiempos han cambiado. El tipo de brutalidad que antaño ejercían los regímenes totalitarios contra el periodismo para imponer su voluntad y evitar la crítica, ya no es del todo posible, ya no es tan fácil como en el pasado”.

El periodista y escritor ejerció la profesión desde la época en que se perseguía, apresaba y asesinaba a periodistas; se presionaba a los medios de comunicación, se colocaba bombas para acallar a la prensa. Fue una etapa difícil.

“Ya no es tan fácil como en el pasado. La libertad de expresión, en cierto sentido, está protegida por el proceso de globalización y el acercamiento que implica la reducción de fronteras con el avance de la tecnología y la comunicación”.

Pero resulta, según el análisis de Miguel Guerrero, que el proceso de concentración de capital y la propiedad de los medios por los grupos económicos hizo el periodismo más vulnerable, “porque ya no necesitaban los gobiernos recurrir a los métodos de antaño para acallar a la prensa. Bastaba con enviarle un director de Aduanas, de Impuestos Internos, un inspector de la Superintendencia de Bancos para atemorizar e imponer conductas a los periodistas o a los medios y mediatizar políticas editoriales o políticas informativas en un medio cualquiera”.

Fuente: Hoy.com.do

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: