thecommunicationslab

Políticos 2.0

In ARTÍCULOS Y MÁS on mayo 19, 2009 at 8:24 pm
Los que nos dedicamos a esto del marketing y la comunicación llevamos una temporada ‘con los pelos pa trás’, que diría una amiga, y la boca abierta, como los leones de Correos. En una fantástica mezcla entre alucinación y emoción por la tremenda revolución que está experimentando nuestro sector.

Me refiero al marketing por internet y a la web 2.0. Lo que alguno de los que se dedican a inventar todos estos ‘ palabros ‘ extraños, que gustan tanto en este mundillo, ha dado en llamar el ‘ marketing 2.0 ‘ .

Al final, si te pones a escarbar, es más de lo mismo, con los mismos principios y los mismos planteamientos del marketing de toda la vida, pero con una tremenda novedad, un nuevo medio de comunicación: internet. El mismo internet que usamos para ver páginas web, para apuntarnos a los Facebook y a los Tuenti o para mandarnos correos electrónicos. Pero que como medio de comunicación aporta una ventaja que supone una revolución tal que algunos la están valorando al nivel de lo que supuso para la comunicación humana la invención de la imprenta por el amigo Guttenberg.

Seguir Leyendo…


Y yo comparto la equivalencia. Y la revolución está en un hecho muy sencillo: internet nos permite comunicarnos con nuestros usuarios de una manera directa, rápida, económica y con el conocimiento, si manejamos bien las bases de datos, de quién está al otro lado. Pero no sólo podemos saber cómo se llama, sino también qué quiere, cómo lo quiere y cuando lo quiere.

Y lo que es mejor: ese usuario nos puede responder con la misma sencillez y rapidez y muy muy baratito. Total, que la comunicación se ha convertido en conversación. Genial.

Y, ¿a qué viene toda esta charla sobre el marketing y qué tiene que ver con el título de este artículo?, pensará alguno. Pues viene a que el otro día me hice una reflexión que hoy me gustaría compartir con ustedes. Estamos de acuerdo en que hay una nueva forma de comunicarse, y la forma de comunicar está cambiando (y me refiero a dinámicas más que a canales).

Está claro que funciona y lo demuestran los increíbles datos del aumento de la publicidad a través de medios online (internet, móvil) frente al catastrófico descenso de la inversión publicitaria en medios tradicionales. Y está claro que el usuario está encantado con esta nueva dinámica: Google no para de crecer y los usuarios de internet y las redes sociales cada vez son más. Y aquí viene mi reflexión: si todo esto está tan claro, ¿por qué nuestros políticos se siguen comunicando con nosotros de la misma manera? Y me refiero de manera más concreta a los políticos locales, a los cercanos, a los que me tienen que decir cosas a mí directamente, como votante directo que soy.

¿Por qué nos siguen bombardeando con mensajes masivos, a través de medios masivos (típico de la publicidad tradicional) y con mensajes en su mayoría bastante burdos, más pensados para un receptor aborregado que para un ser humano con capacidad racional. ¿Por qué nos siguen tratando como receptores pasivos en vez de conversadores activos que es lo que nos gusta ser? ¿Por qué me siguen gritando cosas en vez de conversar conmigo? Alguno pensará que si me he dado un golpe y que la respuesta está más que clara: no les interesa. Porque de toda la vida ese modelo de comunicación ha funcionado.

Y ha llevado a muchos a donde están. Pero, señores/as, las cosas están cambiando. ¿O es que todavía nadie se ha enterado de que hay un tal Barack Obama que ha llegado a ser presidente de los EE.

UU.? ¿Y que está más que demostrado que gran parte de su éxito se debe a cómo ha manejado esa nueva comunicación que permite internet, de la misma manera que Kennedy manejó la televisión? Creo que debemos empezar a exigir que se nos trate como votantes racionales y se comuniquen con nosotros como tales. Que se conviertan en políticos 2.

0. Porque ahora se puede. Internet está para eso, y para muchas más cosas, claro.

Pero cuidado, háganlo bien porque otra de las novedades es que ahora de verdad el usuario/votante es el rey, por lo menos de la comunicación. Si me interesa lo que me cuentas seguiré conversando contigo y si no me interesa te borraré con un simple click. Así de facil y así de peligroso.

Todo esto está resumido en un interesantísimo Manifiesto del marketing 2.0, que pueden encontrar en Google (¿dónde si no?) y del que prometo hablar en próximos artículos. Recuerden: la comunicación se ha convertido en conversación.

No es que vaya a ocurrir, ya ha pasado. Y el que no sepa adaptarse quedará fuera. Y cuidado, porque esto se está implantando bastante más rápido que la imprenta.

Fuente: Hoy y Tecnología

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: