thecommunicationslab

México: YouTube, parada indispensable en campaña

In ARTÍCULOS Y MÁS, MÉXICO on mayo 28, 2009 at 6:12 pm
Los partidos cada día se vuelcan más sobre internet para hacer lo que las leyes electorales no les permiten en los medios electrónicos.

Por Anthony Harrup y Eduardo García

Los partidos políticos en México y sus seguidores cada día se vuelcan más sobre internet para hacer lo que las leyes electorales no les permiten en los medios masivos de comunicación tradicionales: difundir campañas negativas.

Una simple búsqueda en el sitio de videos YouTube revela varios spots elaborados por diversos partidos políticos, o por sus seguidores, en los que se lanzan ataques y críticas sobre sus adversarios y que no pueden presentar en la televisión o en la radio, o incluso en los medios impresos de comunicación.

Frente a las multas que han recibido algunos partidos, principalmente el Partido Acción Nacional (PAN), por presentar publicidad que las autoridades electorales han considerado que denigraba a sus rivales, los partidos y sus seguidores recurren cada vez con mayor frecuencia a subir videos a internet, principalmente a YouTube, como una ruta alterna para lanzar sus críticas y ataques.

Seguir Leyendo…


Seguidores del Partido Revolucionario Institucional (PRI) subieron, por ejemplo, la semana pasada un video en el que cuestionan la forma en que el presidente Felipe Calderón manejó el brote del nuevo virus de la influenza A/H1N1. (Para ver ese video dar clic aquí).

Por su parte, el PAN también ha incluido varios videos a su página en internet, mediante YouTube, para cuestionar la capacidad de gobernar del PRI. (Para ver uno de esos videos dar clic aquí).

Propuesta Cívica, una organización no lucrativa que busca promover en la sociedad una mayor conciencia social y política, reveló hace unos días que ha detectado, en las últimas seis semanas, un crecimiento de cuatro veces en el número de videos con tintes electorales que se pueden ver en YouTube.

Además de esos videos, hay también un creciente número de spots, en la mayoría de los casos subidos a internet de manera anónima, en los que se ridiculiza o se realizan acusaciones sin sustento contra distintos candidatos o funcionarios públicos.

Sergio Aguayo, un analista político y presidente de Propuesta Cívica, dijo que el creciente uso de internet para criticar a los rivales políticos sugiere que las campañas negativas que nacieron en México durante la elección presidencial de 2006, “no fue sólo algo anecdótico, sino que es ya una forma de hacer campañas” en México.

En buena medida, el que en México no estén permitidas las campañas negativas en medios tradicionales es una consecuencia indirecta de lo cerrado que resultó la elección presidencial de 2006. El candidato perdedor, Andrés Manuel López Obrador, del Partido de la Revolución Democrática (PRD), atribuyó su derrota a la guerra sucia en su contra, la cual respaldaron diversos grupos aliados al PAN.

Para algunos especialistas, si bien la campaña negativa que orquestó el PAN y sus seguidores contra López Obrador influyó en el resultado, fue el propio candidato del PRD el que para ellos cometió varios errores frente a los ataques que recibió, y que provocaron su desmoronamiento en las preferencias electorales, hasta perder la elección por una diferencia de menos de un punto porcentual.

Tres meses antes de la votación López Obrador tenía, de acuerdo con la mayoría de las encuestas, una ventaja de 10 puntos sobre su más cercano perseguidor, Felipe Calderón, del PAN.

“Andrés Manuel compró [la campaña negativa] y la hizo creíble”, escribió José Adolfo Ibinarriaga, socio-director de Cuarto de Guerra, una empresa de consultoría política dedicada a asesorar candidatos y partidos políticos, en un reporte en el que analiza los efectos de las campañas electorales negativas.

“Se mostró violento e irascible. . . ignoró a los electores, no asistió a un debate presidencial; se mostró soberbio; no se blindó de la campaña de ataque que, en ese momento era creíble; se alejó de los factores reales de poder, empresarios y medios”.

De cualquier manera, ante la descalificación que hizo López Obrador de la elección presidencial (a la fecha desconoce el resultado), los partidos políticos optaron por prohibir las campañas negativas en México, como una manera de intentar resarcir los daños que causó la muy cerrada contienda electoral presidencial de hace tres años.

Hoy, sin embargo y ante lo que está ocurriendo en internet, muchos especialistas consideran absurdas las medidas que tomaron los legisladores al intentar prohibir las campañas negativas.

“Los electores no son tontos ni manipulables, votan eligiendo lo que creen que es mejor para ellos; prohibir estás campañas [negativas] me dice que nuestros legisladores piensan que los electores son niños incapaces de discriminar lo importante de lo interesante”, dijo Ibinarriaga en un correo electrónico.

Ibinarriaga utiliza el caso de la elección del presidente de Ecuador, Rafael Correa, para demostrar que las campañas negativas no necesariamente son exitosas.

Correa, a quien asesoró Cuarto de Guerra hace tres años, recibió el mismo trato en su elección presidencial que López Obrador, sin embargo, él no “compró” los ataques que le hacía su principal adversario, mantuvo en alto su mensaje de cambio y lanzó una campaña de denuncia, sustentada en hechos, contra su rival, el candidato Álvaro Noboa.

Otro ejemplo que Ibinarriaga utiliza para demostrar que las campañas negativas pueden ser inofensivas, por lo que no deberían prohibirse, es la elección del actual gobernador de Michoacán, Leonel Godoy, a quien también asesoró Cuarto de Guerra.

Godoy ignoró los ataques del PAN en la elección de 2007 y se dedicó a comunicarse con sus electores en torno a los temas que les importaban: Trabajo, empleo, desarrollo regional y seguridad, sin tener que hacer incluso una pieza de ataque contra sus rivales, dijo Ibinarriaga.

Para los especialistas lo curioso es que aún cuando las campañas negativas están prohibidas, estás han encontrado y probablemente encuentren otros espacios de salida, por lo que es cuestionable la ventaja de haberlas desautorizado.

Para defender las reformas electorales, los políticos de todos los partidos políticos han dicho que gracias a ellas se limpiaron las campañas, se hicieron más justas y elevaron el debate.

Efectivamente, los legisladores “prometieron que todo iba a cambiar y no ha cambiado nada”, dijo Aguayo. “Aun los spots que no son negativos, que de hecho son la mayoría, se distinguen por su superficialidad y por su falta de contenido que permita saber de qué se tratan los programas de gobierno de los partidos”.

Además, con internet quedó demostrado que los intentos por evitar las descalificaciones no se han logrado. “Todos los partidos están en YouTube”, dijo Miguel Acosta, quien dirige el monitoreo que hace Propuesta Cívica, durante una conferencia de prensa.

De los 454 spots de menos de un minuto y medio que se han encontrado en internet, 142 se refieren a la elección federal y 300 a las elecciones locales.

Acosta dijo que el PAN había sido el más atacado hasta antes del inicio oficial de las campañas, a principios de este mes; pero que desde entonces el PRI ha recibido el mayor número de críticas vía internet.

De acuerdo con la mayoría de las encuestas, el PRI, que gobernó México de manera ininterrumpida de 1929 a 2000, va a la cabeza en las preferencias electorales, lo que podría devolverle el mayor número de asientos en la Cámara de Diputados, donde hoy ocupa el tercer lugar, detrás del PAN y del PRD.

El próximo 5 de julio, los electores en México renovarán en su totalidad a los 500 miembros de la Cámara de Diputados, mientras que 11 estados llevarán a cabo elecciones de diversas de sus autoridades, como en el estado de Nuevo León donde los habitantes elegirán a un nuevo gobernador.

Aguayo dijo que es aún muy temprano para saber si el internet tendrá alguna influencia en los resultados electorales. “No son todavía números impresionantes, pero el uso de internet llama la atención”, agregó.

De acuerdo con estimaciones de diversas asociaciones, en México existen cerca de 20 millones de internautas, aunque en muchos casos las personas viajan por la red en cafés digitales, por la falta de computadoras o conexión a internet de alta velocidad en sus hogares.

Hasta ahora, el spot del PAN criticando al PRI ha recibido más de 36,000 hits, mientras que el de los seguidores del PRI criticando a Calderón, ha recibido poco más de 8,000 clics.

Esté artículo se publico en la publicación Sentido Común.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: