thecommunicationslab

República Dominicana: ¿Un pacto democrático?

In REPÚBLICA DOMINICANA on junio 4, 2009 at 2:32 am
Con lo que ha estado sucediendo en los últimos años en nuestro país no se puede hablar de vocación democrática. Hoy en día no se necesita autoritarismo alguno para elegirse como un nuevo “caudillo”, basta con las “prebendas” ese que compra conciencias, que secuestra la justicia, y que como estandarte puede enarbolar una reforma constitucional a la que, de ninguna manera, se le hará caso.

Por Juan Carlos Pichardo

Es indiscutible que el pacto al que arribaron el Dr. Leonel Fernández Reyna y el Ing. Miguel Vargas, será motivo de argumentaciones mucho más allá de las elecciones del 2012 debido a que los protagonistas del mismo seguirán gravitando en una serie de decisiones que se tomarán, en el aspecto político, en nuestro país.

Aunque ya hemos emitido nuestra opinión, existen otras aristas que no quisiéramos dejar de considerar.

El pacto en sí lo único que nos refleja es un “juego”, supuestamente democrático, donde se apostará a quien obtenga el mayor número de legisladores en las próximas elecciones, a que se le haga la vida imposible al próximo gobierno y a preparar nuevamente el camino para el retorno triunfal de “el nuevo Mesías”.

Seguir Leyendo…


De todas las opiniones que hemos leído y escuchado las más resaltantes dan cuenta del gran “desprendimiento” y vocación democrática del presidente Fernández, cuando ha sido todo lo contrario.

En su reciente visita a España declaraba: “Con la reforma constitucional que discute el Congreso Nacional, la República Dominicana lo que pretende es garantizar que no se vuelva atrás, a una dictadura, y que la democracia sea la forma de organización política de los dominicanos” Pero… se puede hablar de democracia o de desprendimiento democrático cuando lo que se ha hecho es imponerle a un congreso lo que debe firmar?.

Olvida el Dr. Fernández, el mismo al que se le rindió “culto al ego” con la “Feria de la Paz y confraternidad del mundo peledeísta, por diez años de gestión en el 2006, que las dictaduras estilo siglo XX fueron desplazadas desde hace tiempo del argot político de los pueblos e inclusive del departamento de estado americano, los cuales están tratando de buscarle una salida armoniosa a la única existente en el Continente Americano, como es el caso de Cuba.

Parece ser que el Profesor Juan Bosch se había adelantado por mucho al enarbolar aquella famosa tesis, en el año 1969, de “Dictadura con respaldo popular”. Como alumno aventajado y debido a su gran popularidad, parece ser que ha retrotraído la misma y lo ha evidenciado, no solo en la conducción del estado, sino dentro del seno de su propio partido.

Se puso de manifiesto en la reciente reunión del comité político del Partido de la Liberación Dominicana. Era lógico que los sectores que ha aplastado Leonel no estuvieran en la reunión, como el caso de Danilo Medina y Jaime David Fernández y que no tendrá reparos en hacerlo con cualquier grupo que pretenda adverarlo dentro de la organización.

Se le atribuye haberle comentado a Monchy Fadul, con relación al candidato para las próximas elecciones presidenciales que: “apoyará al candidato del partido, siempre y cuando le convenga”.

Ni Danilo Medina, ni Jaime David le convienen, ni creo que vayan a inmolarse por la causa del 2016. Aunque Danilo Medina haya sido el gran armador de los miembros del partido en el Congreso, Leonel tiene el comité político en sus manos. Están todos nombrados en el tren administrativo, además de conocer todas sus debilidades.

Cualquiera que sea el candidato que se baraje tendrá que ser afín a los intereses del presidente de la república. No dudemos en escuchar nombres como el del Dr. Rafael Alburquerque, actual vicepresidente y porque no, el de la Dra. Margarita Cedeño de Fernández, a la que desde hace tiempo le han preparado una gran plataforma de popularidad y la que creemos no tendría ningún reparo en asumir dicho compromiso, quiérase o no, por la misma causa y porque siempre seguirá siendo un gran poder detrás del trono.

Con lo que ha estado sucediendo en los últimos años en nuestro país no se puede hablar de vocación democrática. Hoy en día no se necesita autoritarismo alguno para elegirse como un nuevo “caudillo”, basta con las “prebendas” ese que compra conciencias, que secuestra la justicia, y que como estandarte puede enarbolar una reforma constitucional a la que, de ninguna manera, se le hará caso.

Fuente: Al Momento

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: