thecommunicationslab

Qué dicen los encuestadores en medio de la polémica

In ARTÍCULOS Y MÁS on junio 12, 2009 at 1:35 am
Preguntas

1. ¿Se puede creer en las encuestas? ¿Por qué?
2. ¿Para qué sirven las encuestas?
3. ¿Por qué hay tanta disparidad en las recientes encuestas políticas hechas por diferentes firmas?
4. ¿Las encuestas condicionan al elector?
5. ¿Qué responde a los que dicen que quien contrata la encuesta condiciona los resultados?

Napoleón Franco
Director Ipsos-Napoleón Franco

1. Sí, las encuestas son una herramienta de investigación cuantitativa y tienen un respaldo serio proveniente de la metodología de la investigación social. Como todo lo humano, pueden ser afectadas por errores de diseño, aplicación, interpretación e incluso, como mucha gente piensa, por profesionales malintencionados. Por eso es tan importante aprender a leer las encuestas, para saber cómo fueron diseñadas y qué factores pudieron afectar los resultados.

2. En investigación de opinión pública sirven para muchos fines, como explorar posiciones, comportamientos y actitudes de las personas sobre temas sociales, políticos, culturales y económicos que, al conocerse e interpretarse, son útiles en la gestión y misión de diferentes sectores: Gobierno, políticos, sector privado, ONG. Por otra parte, las encuestas electorales son una fotografía de la intención de voto de los ciudadanos y su objetivo es medir intenciones en un momento y lugar determinados, no medir votos. El problema no es si las encuestas sirven o no, sino cuándo, cómo y quién las utiliza.

Seguir Leyendo…


3. Podría haber varias razones. En primer lugar, el diseño, el cubrimiento, la muestra, el método, los procesos de recolección, la supervisión y la firma que las conduce. Por otra parte, el estado de la opinión pública. En este momento, a un año de las elecciones y en un panorama tan incierto, las personas están constantemente redefiniendo sus pensamientos.

4. La teoría del marketing político y de la opinión pública reconoce dos efectos particulares en las personas cuando se publican encuestas electorales. Una es el llamado “efecto bandwagon” o “efecto de Panurgo”, que se produce cuando una encuesta diagnostica la victoria de un candidato y como producto de esta información muchos indecisos o simpatizantes de otros grupos van a votar por quien creen será el ganador. Y dos, el “efecto underdog” o “efecto David”, que sucede cuando con la publicación de los resultados, algunos electores tienden a favorecer al candidato que sale perdedor en las encuestas. En ambos casos, existen factores psicológicos, culturales, sociales y políticos que generan un determinado resultado.

5. Eso solo sucede en un escenario donde juegan tres perdedores: el que la ‘paga’, porque va a perder dos veces: plata y elección; el que ‘hace’ la encuesta, porque hace un negocio -no una empresa- y pierde prestigio, y finalmente, el que lo ‘dice’, pues piensa que los demás son tan corruptos como él. A mí nadie me ha llegado a proponer tal cosa.

Carlos Lemoine
Presidente Centro Nacional de Consultoría

1. Sí, porque las encuestas son procesos científicos basados en las leyes de probabilidad. Cuando se hacen dos encuestas simultáneamente, el resultado estadísticamente es el mismo.

2. Le dan poder a los ciudadanos, a los usuarios de un servicio, a los consumidores y sirven para profundizar la democracia al darle mayor peso a la opinión del ciudadano. Sin las encuestas no serían visibles posibles candidaturas independientes como la de Sergio Fajardo, o las de Antanas Mockus y Enrique Peñalosa a la Alcaldía de Bogotá. Fueron las encuestas las que mostraron que eran viables. Las encuestas tienen tantos contradictores porque le dan poder al ciudadano de a pie y se lo quitan al establecimiento.

3. No hay disparidad, lo que hay es una comparación de encuestas dispares. No pueden compararse encuestas que tienen diferentes coberturas.

4. Las encuestas son información y obviamente las personas informadas tienen comportamientos distintos a los de las desinformadas. La gente que sabe y la que no sabe actúan de distinta forma.

5. Que las encuestas son pruebas de laboratorio y tienen los mismos principios científicos que los exámenes de laboratorio: no necesariamente los resultados les salen positivos a quienes los pagan. El profesionalismo es lo que hace que las empresas de investigación permanezcan en el mercado. Y en encuestas, como en periodismo, el profesionalismo y la ética son la misma cosa.

Oswaldo Acevedo
Presidente de Yanhaas S.A.

1. Absolutamente y cada día más, porque año tras año mejoran las técnicas y las buenas prácticas de los encuestadores certificados.

2. Para darle poder al votante, porque le permiten conocer muy bien las posibilidades de todos los candidatos y facilitan su elección personal. Cada año crece el voto independiente y decrece el cautivo. Es notorio el creciente interés del ciudadano por las encuestas electorales.

3. No debe existir mayor disparidad entre los resultados de encuestas realizadas en la misma fecha, así la técnica y la muestra varíen ligeramente.

4. Ilustran al elector pero no lo condicionan, lo mantienen informado sobre el resultado de la estrategia del puntero pero también de los demás candidatos que le siguen.

5. Los buenos políticos conocen bien las firmas encuestadoras que llevan décadas entregando resultados confiables y consistentes. Los políticos que han llegado lejos saben ser buenos perdedores y no necesitan culpar a otros. Los 25 precandidatos actuales se dividen en dos grupos: 24 perdedores y un ganador.

Jorge Londoño
Gerente Invamer-Gallup

1. Sí, porque en Colombia hay firmas de mucha trayectoria y experiencia que han demostrado su profesionalismo. En sentido técnico, porque dentro de unos márgenes de error establecidos, marcan muy bien las tendencias de la opinión.

2. Para conocer el pensar y el sentir de los ciudadanos sobre diferentes temas que afectan a la sociedad como un todo.

3. Porque algunas tienen una mayor cobertura geográfica que otras, y porque algunas trabajan con una batería de candidatos diferente a las otras.

4. No es cierto. Las encuestas suministran información que cada elector puede utilizar de acuerdo con sus intereses. Muchas veces, los candidatos que comienzan ganando en las encuestas, conforme avanza la campaña, terminan perdiendo. Por lo tanto, aparecer de primero o de último en una encuesta no condiciona al elector.

5. La confiabilidad es el principal activo de nuestro negocio. Somos voceros de la opinión, nos debemos a la gente, a nadie más.

César Valderrama
Gerente Datexco-Opinómetro

1. Sí, las encuestas reflejan lo que piensa y siente la población por un personaje, una situación, frente a una elección, etc. Las encuestas de opinión son un derecho al que la población debe acceder. Si las encuestas no se publicaran, solo aquellos con recursos podrían acceder a ellas, y esto sería un desequilibrio para la democracia. Las encuestas reflejan la realidad social o política en un momento específico y son estudios desarrollados con métodos científicos de investigación. Eso garantiza su confiabilidad y seriedad.

2. Para entender fenómenos políticos y sociales. Una vez comprendido un fenómeno, un hábito o un comportamiento, el Estado puede diseñar políticas públicas o un candidato organizar una campana pensando en su electorado. Sin una herramienta como esta, para un gobierno sería muy difícil entender y dimensionar las necesidades de la población.

3. No hay disparidad, los resultados han sido muy parecidos en unas y otras. Pero cuando se ve una encuesta es necesario tener claro cuál es el escenario en que se ha aplicado. La recomendación es siempre ver primero la ficha técnica antes de revisar los resultados.

4. Existen estudios que comprueban que las encuestas, la comunicación, el voz a voz y cualquier tipo de información puede, de una u otra forma, condicionar al elector, pero también está demostrado que un porcentaje muy bajo de la población se deja influenciar de forma significativa en su manera de pensar frente a un candidato o una elección. La mayoría de las elecciones recientes en Colombia demuestran que las encuestas reflejan lo que piensan los electores y no, como afirman algunos, que los electores piensan y quieren lo que las encuestas dicen.

5. En las encuestas unos ganan y otros pierden. Los primeros nunca hablan de la encuesta y los segundos hacen lo posible por desprestigiarla. Es importante entender que cuando hay una elección, las empresas de investigación de opinión se juegan su credibilidad. En nuestro caso, nunca hemos recibido presión de un candidato o de un medio para cambiar los resultados.

Fuente: Cambio

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: