thecommunicationslab

República Dominicana: De nuestra clase política

In REPÚBLICA DOMINICANA on junio 29, 2009 at 9:56 pm
Por Lara Guerrero

Dentro de la democracia, los partidos políticos son un mal necesario, siendo la única plataforma o vía para sustentar la misma. En otros casos no es así. En sistemas dictatoriales con caretas de democracia como son el caso de Irán y Cuba, existen partidos políticos, y se celebran elecciones. La gente va a votar a las urnas pero no sirve para nada.

En el reciente caso de Irán vimos como el fraude astronómico se impuso sobre la voluntad de una nación. Neda se convirtió en la cara de un país desesperado por un cambio. Otro caso es Chávez, que requiere de un estudio profundo, con historias tras historia absurdas de manipulación de la voluntad popular y de los resultados electorales. Sin dejar de mencionar su reciente imposición de “Patria Potestad” donde los hijos venezolanos pasan a ser propiedad de la patria bolivariana a partir de los 3 años.

Aunque los partidos y los políticos son indispensables en la República Dominicana, vemos un distanciamiento entre los ciudadanos y su clase política. Un alto porcentaje de abstención, un partido en desaparición como el PRSC y la migración de políticos de un lado a otro, ponen en evidencia el gran descontento existente en los electores con sus representantes y con las políticas que realizan.

Seguir Leyendo…


Las imágenes exhibidas en la prensa de hoy correspondientes celebración de la Asamblea Extraordinaria del PRSC dejan mucho que desear. Entre empujones y pleitos sus máximos dirigentes ingresaron a la sede de dicha organización política para acatar la advertencia de la Cámara Administrativa de la JCE, logrando modificar sus estatutos y fijando para el 9 de agosto la elección de sus nuevas autoridades.

El miedo a la decisión del Juez Rosario sobre los destinos de dicha organización doblego los orgullos y ambiciones de muchos de sus dirigentes, logrando al menos el afamado encuentro. Esto dejo atrás, por lo menos por unos días, el vergonzoso circo y drama, que ha dominado la opinión pública y principales páginas de nuestros diarios, por espacio de más de un mes. Escenas dignas del mayor premio de la academia por el nivel de actuación y drama que lo han caracterizado.

En un momento de grave crisis económica, social y moral, los políticos parecen interesarse más por temas de índole personal que colectivo. Se muestran ausentes de los intereses ciudadanos, que cada día se desaniman de su estirpe.

No hay coherencia, ni consistencia, ni capacidad para resolver los problemas y menos para generar autenticas propuestas de valor. Lo que para mí es más crítico es la pérdida de credibilidad y liderazgo, muchas veces por la mediocridad de sus planteamientos, parcialización de sus acciones y escándalos de corrupción.

Al tener una población más atenta y alerta, cansada de promesas incumplidas, acciones y decisiones cuestionadas, asignación de recursos en proyectos que no van acorde con el interés popular sino más bien de unos cuantos, y una extrema indiferencia, son algunas de las razones por la que nuestros políticos requerirán de invertir cuantiosas cifras para participar en la contienda electoral que se avecina para lograr el éxito deseado.

En democracias en vías de madurez como la nuestra, se hace cada día más difícil la compra de conciencias y votos. Los electores, cansados de discursos llenos de promesas y sueños, han vivido año tras año, la triste realidad de lo que es la politiquería. El surgimiento de grupos como “Toy Jarto”, “La Lucha”, “La Revuelta”, entre otros muchos, son muestras de esta insatisfacción y descontento.

La lucha electoral se avecina, por lo que se requerirán formulas innovadoras que generen esa pasión e ilusión, respaldadas de auténticos contenidos que sean realistas y sustentables.

Los ciudadanos exigen ver propuestas que sobrepasen un buen y pegajoso mambo, la tradicional gorrita, el típico pote de romo dado en el caravaneo y los 500 pesitos, como intercambio por su voto.

Contradiciendo el famoso dicho de que “Los pueblos tienen los gobernantes que se merecen”, en nuestro caso, creo firmemente que los dominicanos merecemos algo mejor.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: