thecommunicationslab

Argentina: Off the record (la batalla Macri vs. Narváez tras las elecciones legislativas de la Argentina)

In ARGENTINA on julio 7, 2009 at 6:03 pm
En política profesional los off the record están para saltárselos. No es nuestro. Es de un importante político español cuyo nombre perdonarán que hoy no desvelemos. Tomenlo simplemente a partir de ahora como una certeza. Siempre se cumple. ¿Pero por qué recordarles este hecho? Por la Argentina. Mejor dicho, por la capacidad de autodestrucción de la Argentina. Que siempre nos sorprende.

Créannos, este gran país, lo ha visto todo en comunicación política. Ha tenido candidatos de todo tipo y pelaje. Le han vendido mensajes de cambio del derecho y del revés. Su política (concebida como un gran espectáculo a la hispana) nunca defrauda. Por eso, y tras el éxito de Unión Pro en las elecciones legislativas del pasado domingo, donde, como saben Francisco de Narváez, arrasó al matrimonio Kirchner, la batalla Macri vs. Narváez por el liderazgo de la plataforma se veía venir. Incluso la opción de una posible candidatura presiencial de Narváez de fondo.

Dos gallos en un mismo corral. Que habían formado previamente ticket electoral para la gobernatura de Buenos Aires en 2007. Preparados. Millonarios. Desde el punto de vista de la percepción pública dos guapos esculpidos a imagen y semejanza de las estrellas de hollywood, Mauricio Macri haciendo de Clark Gable y Francisco de Narváez proyectándose como George Clooney. Demasiado para que no estallara la Argentina.

Seguir Leyendo…


Ahora no son tan amigos. Como saben, la semana pasada, el martes post electoral durante la grabación de un spot, el actual alcalde de Buenos Aires y ex presidente de Boca Juniors fue “pillado” en un vídeo acusando a Narváez de violar el límite de gastos electorales que fija la normativa electoral de la Argentina: “Y cómo hace con la cuenta esa legal, se fue a la mierda. Aún desde lo que dice “vote boleta” tal, se fue a la mierda”, sostiene Macri en el audiovisual.

La versión oficial es que se trata de un off the record, una grabación sin que Mauricio Macri fuera consciente de ser grabado. Ahora, imagínense por un momento que toda esta situación no es fruto de la casualidad y que el actual alcalde de la Capital ha tratado con ello, 48 horas despúes de que los periódicos de todo el país ensalzaran la figura de Narváez, empañar un poco la victoria de su compañero en Unión-Pro. Piensen también que el propio Francisco de Narváez ha tratado con esta filtración demostrar a las bases de su partido que Macri no es tan buena persona como parece. Y por lo tanto, no es el mejor candidato posible.

No es mucho imaginar. De verdad. La política es el arte de lo que no se ve. Todo es en función de la historia que se quiera vender (“Storytelling”). Si es una buena historia, lo que parece que en primera instancia a uno le perjudica puede situarlo en el mapa y reducir las opciones del adversario.

De las dos historias, la de la filtración de Macri es la más probable. Sería el canal más sencillo. Estratégicamente le permite además poder hacer el papel de víctima y echarle la culpa de la filtración, por ejemplo, al kirchnerismo, al establishment, a esa élite peronista que trata de que no alcance el poder. E indirectamente vende con ello que su compañero de reparto (Narváez) no ha cumplido con los gastos electorales. De ser cierta esa hipótesis, creánnos, la Argentina no se va a escandalizar por ello. Ha visto cosas mucho peores. No sería la primera vez que pasa.

Lo único peligroso de todo ello son los riesgos de desactivar el cambio, la alternativa al oficialismo. Toda división es problemática para el que la padece. Nos vienen a la cabeza los clasicos enfrentamientos dentro del peronismo. Los Menem vs. Duhalde del Partido Justicialista en 1999 que desembocaron en una derrota clara en las presidenciales de la mano, como saben, de Fernando De la Rúa y aquel Spot, histórico, “Aburrido”. Las peleas internas de la elección presidencial de 2003 en las que se rompió el partido en tres, presentándose Menem por su lado, Rodríguez Saá por el suyo, y Kirchner bajo el paragüas del derrotado Duhalde. O el enfrentamiento, ya como presidente, de Kirchner y su vicepresidente, Daniel Scioli.

De sabios es no repetir los mismos errores. Lo dicho. La política argentina empieza a calentarse y las presidenciales de 2011 serán probablemente las más interesantes de los últimos diez años. Les esperamos.

Fuente: www.redondoyasociados.com

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: