thecommunicationslab

El Marketing Político es AMORAL

In ARTÍCULOS Y MÁS on agosto 19, 2009 at 11:16 pm

Por Alberto Levy

Para poder defender mi posición, repasemos mi definición de Marketing. Marketing es el proceso de análisis de la demanda y de inteligencia competitiva, orientado a la innovación en nuevos productos o servicios o a la innovación en su reformulación continua, para satisfacer a esa demanda, actual o futura, con el objetivo de crear valor económico para el accionista, a través del logro de un posicionamiento de la marca propia en la arquitectura mental de los miembros del o de los segmentos elegidos, superior a los posicionamientos de las marcas competitivas.

Esto quiere decir, simplemente, que estudio qué quiere la gente a la que apunto y que entonces le diseño un “satisfactor” para eso que quiere, que me elija contra mis competidores y que esto haga que crezca mi patrimonio. Así de fácil. Lo demás es sólo instrumental y táctico.

Pero, a pesar de los enfoques más elementales, el Marketing nunca trabaja (ni nunca trabajó) por su cuenta, sino que siempre tiene pares que operan como compañeros de viaje que, para que el Marketing no fuera una trivialidad delirante.

Seguir Leyendo…


Estos compañeros son la Investigación y Desarrollo, el Análisis Económico Financiero, la Ingeniería de Procesos, la Tecnología de la Información y las Comunicaciones, la Ingeniería de Fabricación, el Planeamiento y la Programación de la Producción, la Creación de Conocimiento para el Capital Humano y la Matríz Emocional que configura el Espacio de Relacionamiento de la cultura d la organización.

O sea, hablando fácil, con todo este equipo de conceptos e instrumentos, veo lo que quieren, se los armo a medida, se los vendo, se los cobro, se los actualizo, y todo lo que haga falta para que no me abandone el que me elije contra los competidores.

Si yo replico esto en el mundo de la política, quiere decir que yo planteo mi plataforma ideológica COMO SEA con tal de ganar a mis oponentes, con lo cual NO TENGO IDEOLOGÏA. No soy un panqueque. Soy un nada. Soy una ameba. Una gata peluda. Peor todavía, no tengo valores. No tengo ética, ni moral ni dignidad.

Entonces no digamos más “Marketing Político” y menos aún, no “enseñemos Marketing Político”. Pero supongamos que mucha gente no se haya dado cuenta de esta calamidad y que dice que hace o que enseña Marketin Político sin haber reflexionado en lo que estoy planteando. Para ellos, siendo varios de ellos grandes amigos míos, respetados por mi y por mucha gente, le sugiero que hablen de Análisis de Opinión y de Comunicación Política (o si quieren “Promoción”, o más feo y más antiguo “Propaganda”).

No quise ofender a nadie que no se lo merezca.

Fuente: Alberto Levy

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: