thecommunicationslab

Uruguay: Una izquierda más poderosa que el FA

In URUGUAY on agosto 27, 2009 at 7:52 pm
El único freno para eventuales desbordes del mujiquismo es el poder que subyace en una eventual postulación de Tabaré Vázquez en 2014

Por Claudio Romanoff

La dirigencia del Movimiento de Liberación Nacional (MLN) ha desarrollado una estrategia de crecimiento exitosa que hoy en día le permite rivalizar en poder con el propio Frente Amplio. Y ese proceso de acumulación de fuerza ha colocado a los ex guerrilleros al borde de una victoria histórica. Según diversas encuestas es la única fuerza política capaz de retener la mayoría relativa de la coalición de izquierda por más de un período de gobierno, algo que no pudieron lograr la Lista 9, Democracia Avanzada, Asamblea Uruguay y el Partido Socialista desde el retorno a la democracia.

Tras la fundación del Movimiento de Participación Popular el MLN fue ensanchando su espacio de influencia con aliados provenientes de los partidos tradicionales, con una política similar a la del viejo Partido Comunista. Dueño de un poderoso aparato, logró encontrar en José Mujica el líder de masas que colocó a los viejos guerreros en un trampolín electoral hacia las principales fuentes de poder del Estado.

Seguir Leyendo…


Mujica va por la Presidencia y el MLN por la mayoría parlamentaria de la izquierda. La división entre el MPP propiamente dicho y la CAP-L liderada por el senador Eleuterio Fernández Huidobro se asemeja al lanzamiento de un mismo producto con distinta etiqueta. Una idea genial del marketing político que, al parecer, ha potenciado a las dos alas.

Si ello fuera poco, el MLN, la CAP-L y el MPP (círculos concéntricos del mismo cerno) lograron una impensable alianza con el Partido Comunista, históricamente ligado al poder sindical y dueño de un poderoso aparato militante a nivel nacional.
En resumen: si gana la izquierda Mujica será presidente y su grupo político tendrá la mayoría de la bancada del Frene Amplio, todo ello bajo las legítimas reglas de juego democrático.

Además contará con influencia decisiva en los sindicatos, y el apoyo de la izquierda militante. Y todavía más: Mujica es taquillero para los medios de comunicación. Sería mucho más de lo que hoy mismo tiene el Frente Amplio en clave de poder. Sus organismos directrices y su estructura no inciden en nada y las decisiones se desplazaron a las negociaciones entre los líderes sectoriales.

La otra pata de FA, que incluye al grupo de Danilo Astori, al Partido Socialista y al Nuevo Espacio tendrá en conjunto la minoría de las bancas y un potencial freno a nivel parlamentario, pero poca cosa más para contener una fuerza que, si se lo plantea, tiene capacidad arrolladora.

El único freno para eventuales desbordes del mujiquismo es el poder que subyace en una eventual postulación de Tabaré Vázquez en 2014, lo cual obliga a todos a la cautela, al menos por un tiempo. Ahora la máquina del mujiquismo levanta votos con pala y, si acelera, se llevará puesto a todo el que le haga frente.

Fuente: Observa

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: