thecommunicationslab

Archive for 30 septiembre 2009|Monthly archive page

Zelaya y la locura chavista

In AMÉRICA LATINA, HONDURAS, VENEZUELA on septiembre 30, 2009 at 3:24 pm
Por Nicolás Águila

Hugo Chávez ha contagiado a unos cuantos con su locura. Pero el caso más patético de ese contagio psiquiátrico sin duda fue la súbita conversión al chavismo de Manuel ‘Mel’ Zelaya, el oligarca hondureño y presidente casi sesentón que dejó a todo el mundo boquiabierto el día que dio un giro de 180º a la izquierda chavista.

Manuel Zelaya fue siempre de la derecha más extremosa. De la derechona más a la derecha dentro del ala más conservadora del Partido Liberal hondureño. Un derechoso con olor a cojón de oso que de buenas a primeras se maquilló de izquierdoso y adoptó un discurso rabioso, bolivariano y cagalitroso.

El Comandante Vaquero –así le llama cariñosamente Chávez a su aventajado discípulo hondureño—comprendió a los 55 años las numerosas ventajas que tiene esa nueva modalidad de dictadura conocida como socialismo del siglo XXI, tan eficaz y tan fácil de implantar. Cuando se da cuenta de que la constitución le aprieta y las leyes le dan calor, entonces se dispone a quitarse la constitución de encima como si fuera una camisa vieja y ajustada, para entonces hacerse otra a su medida, con plenos poderes para el Ejecutivo y la potestad de reelegirse ad líbitum y ad infinítum.

Seguir Leyendo…


La locura chavista se ha vuelto contagiosa y transitiva como la gripe A que se propaga por toda la Argentina. El primer signo de contagio fue ver a Zelaya dejar en la estacada a sus correligionarios liberales y meterse a socialista en la cuerda chavista y castrista, albista y neopopulista, mitad comunista y mitad fascista, es decir, cien por cien oportunista.Y, naturalmente, perdió el apoyo de su partido y de sus votantes. Por la atracción fatal hacia el tiranuelo venezolano, se quedó con un 25 por ciento escaso de popularidad, según los sondeos más generosos, en un país donde prima un nacionalismo desconfiado, muy centroamericano y futbolístico.

Después Zelaya se arrebató por completo y le dio por celebrar a la cañona un referéndum para sondear al electorado sobre la factibilidad de una ‘cuarta urna’; o sea, quería someter a votación la idea sociolista de poder reelegirse indefinidamente como presidente vitalicio, al más puro estilo castro-papista.

–Pero eso, Mel, es algo que la constitución hondureña prohíbe taxativamente en sus artículos 4 y 239. Así que de eso nada; y de lo otro, ni te lo laves — lo previno el Congreso, lo desautorizó la Corte Suprema y se lo prohibió expresamente el Tribunal Electoral.

–Yo soy el Comandante Vaquero y voy a celebrar ese referendo por mis revolucionarios cojones – replicó Zelaya tocándose los huevos con una mano y con la otra acomodándose el sombrero Stetson de rico hacendado que va por el mundo dando la brava.

Y se fue arropado por una turba radical y entró por la fuerza en la base aérea adonde habían llegado las boletas de votación procedentes de Venezuela. Sí señor, de la Venezuela chavista y bolivariana, donde fueron impresas las papeletas bajo la supervisión directa de Chávez. Qué cosa tan bananera y tan lesiva a la soberanía de un Estado pequeño y pobre, pero muy orgulloso de su independencia frente al neoimperialismo chavista.

¿Por qué Chávez tenía que imprimir y mandar las boletas para votar en un país soberano y para más inri en una consulta declarada ilegal por los poderes legislativo y judicial, amén de otras instituciones? ¿Quién podía darle vela en ese entierro al injerencismo del Gorila Rojo, como no fuera un presidente títere y entreguista? ¿Aceptaría usted como algo normal que Berlusconi enviara a España las boletas para un plebiscito nacional y además prohibido por la ley española?

El antes citado artículo 4 de la constitución de Honduras establece que la alternancia presidencial es obligatoria. Y añade taxativamente: “La infracción de esta norma constituye delito de traición a la patria.”

Traición a la patria, Mel, eso es muy grave. ¿Tú no te habías leído la constitución antes de jurar que ibas a respetarla y defenderla cuando tomaste posesión de la presidencia?

Todo el mundo conoce el resto de la historia que condujo a la presente crisis hondureña. El Congreso emitió una orden de arresto contra Manuel Zelaya y encargó al general Romeo Vázquez su detención manu militari. Lo sacaron de la cama por la madrugada y, en vez de meterlo preso, lo montaron en pijama en un avión con rumbo a Costa Rica. Los militares realmente no fueron muy corteses con el primer magistrado. Antes de sacarlo del país, al menos debieron vestirlo con un traje de $5000, como a él le gustan, para no herir su dignidad ex presidencial.

Hay muchos que piensan que lo indicado era haberlo sometido a un impeachment en el Congreso, pero yo que conozco el paño chavista me temo que, si bien hubiera sido la actuación más correcta, habría sido la peor solución con Chávez accionando todos los hilos del avispero izquierdista. Lo más conveniente era cortar por lo sano: no perder tiempo, dar el madrugonazo y alejar del país al aspirante a dictador.

¿Fue un golpe de Estado? Para mí que el verdadero golpe era el que estaban fraguando Chávez y Zelaya por la vía del referendo. La deposición intempestiva de Zelaya, en todo caso, fue un golpe democrático autorizado por el Congreso y la Corte Suprema. Los militares sólo han actuado bajo órdenes civiles y como garantes de la Constitución, para enseguida retirarse a los cuarteles. Basta con ver la reacción de los liberticidas de ALBA para concluir que todo ha sido una restauración democrática. Un contragolpe muy bien dado.

Fuente: Baracutey Cubano

Un pícaro mexicano del siglo XXI

In MÉXICO on septiembre 30, 2009 at 3:02 pm
El hombre de paja de López Obrador ha ocupado la delegación de Iztapalapa, con 1,8 millones de habitantes y 150 millones de euros de presupuesto.

Con una charla de apenas 45 minutos, cuyo contenido y tono aún son desconocidos, el jefe de Gobierno del Distrito Federal, Marcelo Ebrard, zanjó la polémica mediática más controvertida, y acaso estéril, de los últimos años de la política mexicana. En su despacho en la capital mexicana, Ebrard desinfló en menos de una hora a un personaje que vivió bajo los focos los últimos 103 días, para deleite de la prensa y de algunos sectores que veían en él una pequeña revancha en contra del ex candidato presidencial del izquierdista Partido de la Revolución Democrática (PRD), Andrés Manuel López Obrador.

Como en otros casos de la política mexicana, es mucho más interesante el cómo que el qué. Acto uno: a escasos días de la elección del 5 de julio pasado, un polémico fallo del máximo tribunal electoral deja fuera a una candidata del PRD a la delegación de Iztapalapa (un conjunto de barrios donde habitan más de 1,8 millones de personas), que había sido cuestionada legalmente por… otra candidata del PRD. Acto dos: López Obrador idea un mecanismo mediante el cual llama a sus partidarios a que voten por un candidato de paja: Juanito, que en realidad competía por otra formación de izquierda, Partido del Trabajo (PT). Acto tres: en una asamblea popular, López Obrador hace que Juanito, cuyo nombre real es Rafael Acosta, jure que “no se la va a creer”, que renunciará apenas tome posesión para que la candidata imposibilitada por el tribunal llegue, a pesar de todo, al poder. Acto cuatro: frente a los pronósticos de los analistas de los medios de comunicación, y con una candidata del PRD también compitiendo en contra, los perredistas seguidores de López Obrador ganan votando por el PT. Acto cinco: Juanito escucha el canto de las sirenas y se pasa tres meses amagando: “Y si me quedara a gobernar”.

Seguir Leyendo…


Tres meses hasta que, después de escuchar el lunes por la noche al jefe de Gobierno capitalino, de súbito, Juanito pasó en menos de 24 horas de posar semidesnudo en un concurso de fisioculturismo -con un flácido abdomen a prueba de vergüenzas propias y ajenas- a asegurar que por la presión de las últimas semanas se ha sentido mal del corazón y que mejor renuncia.

La figura de Juanito no hubiera crecido tanto si con su deshojar la margarita de “me voy, no me voy…”, no hubiera, por un lado, jugado con el destino de una delegación cuyo presupuesto anual es de 3.000 millones de pesos, el equivalente a más de 150 millones de euros, y un ramillete de problemas de inseguridad y desabastecimiento permanente de servicios como el agua potable. Y por otro lado, si su renuencia a cumplir su promesa no hubiera sido vista como una suerte de venganza frente a López Obrador, que nunca más se hizo cargo de él, en contraste con partidos como el derechista Partido Acción Nacional (PAN), que empezó a frecuentar a Juanito para pedirle que se quedara en el cargo.

De pronto, con sus 51 años de vida, Juanito tuvo algo más que agregar a su extenso currículum de superviviente. Hoy es todavía jefe delegacional electo, título que suma a sus trabajos como camarero, cantinero, entrenador de fútbol (de donde le viene el mote, porque dirigía un equipo infantil en el que una decena de sus jugadores se llamaban Juan), comerciante ambulante en activo, extra en películas softporno, vendedor de helados y manifestante profesional en defensa del supuesto triunfo electoral de López Obrador en 2006.

Precisamente a partir de su defensa de López Obrador en las protestas poselectorales, Juanito adoptó una bandita tricolor que se amarra en la cabeza todos los días. Con ella puesta, jurará mañana honrar el cargo de delegado de Iztapalapa, puesto en el que estará apenas unos minutos. Luego pedirá licencia para ausentarse, lo sustituirá la candidata que nunca pudo competir. Juanito no se irá, sin embargo, con las manos vacías: sumará a su biografía, en la que hay episodios de balazos y un hijo muerto, varias subdirecciones de la delegación que ni en sueños pudo ganar por sí solo, pero de la que al menos un pedazo de ese Gobierno ya le pertenece. ¿De veras, a fin de cuentas, perdió Juanito?

Fuente: El País

Chávez: "Lo que es Bolívar para nosotros es Gaddafi para el pueblo libio"

In AMÉRICA LATINA, DEMÁS PAISES, VENEZUELA on septiembre 30, 2009 at 2:58 pm
El mandatario africano, agasajado en la isla venezolana de Margarita

Todas las radios y televisiones de Venezuela interrumpieron ayer, pasadas las seis de la tarde, su programación para retransmitir de forma obligatoria el homenaje que a esa hora rendía el presidente, Hugo Chávez, a su homólogo libio, Muammar el Gaddafi, desde la Isla de Margarita. “¡Viva Gaddafi!, ¡viva Bolívar!”, vitoreaba Chávez a través de las pantallas, tras entregar a su invitado el collar de la Orden del Libertador y una réplica, fundida en oro y acuñada en diamantes, de la espada de Simón Bolívar, héroe fundamental de la independencia de Venezuela.

“Lo que es Bolívar para nosotros es Muammar Gaddafi para el pueblo libio”, dijo Chávez en un discurso lleno de elogios que culminó cuando puso la espada en sus manos: “Compañero presidente, ésta es la réplica de la espada que libertó América hace 200 años (…). Esta espada está viva y hoy anda por América Latina. A nombre de nuestro pueblo, de la revolución bolivariana, te la entrego a ti, soldado revolucionario, líder del pueblo libio, de la revolución libia, líder de los pueblos de África y líder también para los pueblos de América Latina y del Caribe”.

La sala rompió en aplausos y Chávez animó a Gaddafi a pronunciar un discurso. “Quieren dominarnos, pero nunca nos vamos a rendir ante nadie. Están enfrentando el renacimiento del Sur (…). Ahora están librando una guerra en Afganistán. Estamos contra el terrorismo, pero ellos no van a vencer en Afganistán (…). Estamos aquí para construir nuestra fuerza, África y Suramérica, para construir el sur del Atlántico. Estamos en la misma trinchera y tenemos el mismo destino. Vamos a vencer”.

Seguir Leyendo…


Minutos antes, Chávez y Gaddafi suscribieron una declaración conjunta en la que hacen una llamada a los países de África, Asia y América Latina a “acelerar una conferencia internacional para determinar el concepto de terrorismo” y a promover una reforma de la ONU que contribuya a “frenar la hegemonía del Consejo de Seguridad”.

Muammar el Gaddafi, que viajó el viernes a Venezuela para participar en la II Cumbre de Jefes de Estado y de Gobierno de América del Sur y África (ASA), también había propuesto a los presidentes la creación de una organización suramericana y africana de naciones, a la cual llamó OTAS, que actúe como contraparte de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) y del Consejo de Seguridad de la ONU. “Aquellos que coquetean con el diablo al final no serán congraciados con el diablo, éste no los recompensará (…). Están aquellos que siguen apostando por la Organización del Tratado del Atlántico Norte. Nosotros ahora vamos a apostar por la Organización del Tratado Atlántico del Sur [OTAS]”, dijo el sábado durante su intervención en la cumbre.

La estancia del dirigente libio en la Isla de Margarita se prolongó más allá de lo previsto. Se suponía que el lunes Gaddafi viajaría a Sevilla para una visita privada. Pero, en cambio, se quedó en Margarita para participar en el acto que preparó el Gobierno de Chávez en su honor; un poco antes, salió de tiendas por la recepción del hotel Hilton -donde el viernes instaló su jaima, junto a la piscina- y dio un paseo en coche por la isla.

Fuente: El País

Honduras: Perfil Siquiatrico de Roberto Micheletti (Artículos de Opinión | De Sandra Sanchez-Unidad de Inteligencia Política | 30-09-2009 |)

In ARTÍCULOS Y MÁS, HONDURAS on septiembre 30, 2009 at 2:30 pm
El presente análisis tiene el objetivo de proveer los insumos necesarios para analizar las distintas alternativas políticas que se presentan en el marco de la negociación del régimen golpista tomando como punto de partida los trabajo de la psicología política y la psiquiatría criminal. No pretende sustituir los estudios politológicos, sociológicos o los hechos por los especialistas en relaciones internacionales que están trabajando en la ³Unidad de Inteligencia Política². Su asimilación debe realizarse en un marco combinado de los otros estudios sin caer en el reduccionismo de una sola disciplina científica. Es decir, su comprensión debe realizarse conjuntamente con los otros trabajos que se están produciendo.

La elaboración del perfil señor Roberto Micheletti se realizó con un equipo multidisciplinario que realizó entrevistas y consultas a familiares, amigos y personas cercanas al gobernante de facto, análisis de sus comparecencias ante los medios de comunicación y estudios de sus acciones concretas a nivel político. Estos elementos permiten construir una idea bastante aproximada de su personalidad, aunque lo científicamente más preciso hubiese sido una entrevista clínica con él, algo impensable en las actuales circunstancias. Por lo tanto, siendo intelectualmente honestos, debemos advertir que presenta algunas limitaciones. Al igual que el análisis de la escena del crimen permite definir un perfil de un asesino serial, nuestro equipo hizo acopio de la información disponible para permitir elaborar un marco referencial de su comportamiento que permita orientar las acciones a futuro.

A continuación los resultados de la pesquisa:

Seguir Leyendo…


Micheletti presenta una combinación peligrosa y rara de tres trastornos de personalidad simultáneamente: el sociopático, la personalidad limítrofe o ³borderline² y el paranaoide. Estos son los que tienen peor pronóstico en las ciencias del comportamiento humano porque se encuentran en el grupo de los rasgos de personalidad que tienen difícil curación y el tratamiento generalmente es abandonado por estas personas. El pronóstico solamente para uno de estos trastornos de personalidad es de por sí reservado, pero cuando tiene los tres rasgos en conjunción el pronóstico es peor.

El tratamiento fracasa generalmente, aunque se acostumbra a recetar psicofármacos, no por que tengan un deterioro químico sino para controlar la impulsividad que lastimosamente está presente en los tres trastornos. Este señor no tiene un trastorno en específico, sino una particularidad mixta que es difícil de encontrar epidemiológicamente y, como expresamos, de difícil tratamiento. Estas personas no entienden de razones, actúan fuera de la ley y no aprenden de la experiencia. Pueden volver a repetir los actos sin tomar conciencia de lo que habían hecho.

La mayoría de los que tienen esta combinación nunca llegan a tratamiento a menos que sean enviados por jueces y por fiscales, sea porque están causando tanto daño o generan tanto problema social que los mandan a evaluar y ahí se les detecta. De manera voluntaria casi nunca llegan a tratamiento a menos que los obligue la autoridad.

En otras sociedades estos trastornos se detectan tempranamente para someterlos a un tratamiento precoz. En los lugares donde no se detectan los que lo padecen generalmente terminan muertos al entrar en conflictividad con terceros o porque se suicidan cuando su potencial limítrofe es alto. Los grupos de terapia en hospitales públicos comúnmente los rechazan porque son non gratos en las colectividades.

En nuestra sociedad, en la que predominan los análisis simplistas y poco científicos, no se consideran estas características como los de una persona enferma, sino que se racionalizan diciendo que ³el señor es bien enojado², ³es de carácter², ³que se molesta fácil², y algunos simplemente lo califican negativamente diciendo que ³es un maleducado².

En los recuentos realizados de sus actitudes violentas destacan la agresión verbal recurrente, e incluso física, contra su propio entorno de amigos, diputados y familiares. Existe un caso, que fue objeto de cobertura por parte de los medios de comunicación, en el que consta que agredió físicamente a una diputada mujer y de edad avanzada. Esto es porque en los rasgos sociopáticos y limítrofes se encuentra presente un comportamiento agresivo.

Las personas que padecen estos trastornos (sociopáticos, limítrofes y paranoicos) generalmente buscan relacionarse, emparejarse o asociarse con individuos que tienen los mismos rasgos. En el seguimiento conductual del grupo cercano a Micheletti pudimos identificar a tres individuos con características muy similares. Posiblemente existan más con estas características, pero debido a las dificultades de acceso únicamente se pudo ubicar a estas tres personas que comparten sus trastornos.

Las denuncias de violencia sexual, incluso contra miembros de su propio entorno familiar, entran en este cúmulo de acciones agresivas.

Es curioso que los grupos de reacción micheletistas eran los más aguerridos durante los comicios primarios y eligieran el lema ³liberal de corazón², el cual, independientemente de las consideraciones del marketing político, hacen referencia a una víscera que rompe el esquema cerebral de pensamiento, convirtiéndose esto no es en una elección romántica, sino primitiva. De alguna forman querían decir ³No pensamos, somos liberales micheletistas²

Tal vez la pregunta que muchos se pueden hacer es ¿cómo llegó tan lejos políticamente? En una sociedad como la hondureña no es difícil que una persona con estos rasgos pueda escalar política y socialmente lo cual se explica por las siguientes razones: a) el desconocimiento de la población sobre los trastornos de personalidad hace que nunca se les llegue a identificar como personas mentalmente enfermas y así logran sobrevivir dentro de los grupos sociales, b) el temor que generan en su entorno les permite contar con una masa adicta que le ama y le tiene terror a la vez, y, finalmente, c) él está bien protegido por un sistema corrupto que sabe que manipular o manejar, en el cual se atreve a hacer lo que hace porque sabe que el sistema le responde.

Nos vamos a concentrar en explicar el segundo y el último argumento, ya que el primero es fácilmente comprensible.

En las entrevistas realizadas a su entorno íntimo siempre salió a relucir el aprecio que le tienen sus seguidores más cercanos, pero además el terror que les inspira sobre todo por su espíritu vengativo, que lo motiva a perseguir incluso a los familiares de sus enemigos. La reacción de muchos de sus funcionarios actuales a cierto tipo de peticiones se fundamente más al temor a defraudarlo, por las consecuencias terribles que podría tener, que por el compromiso de trabajo en algunos casos.

Su experiencia personal tras su arresto en la década de los ochentas por alterar irregularmente los precios del transporte público abona a este comportamiento ya que su inmunidad como diputado le permitió librarse de las consecuencias legales de su acción. El sistema corrupto le permite siempre salirse con la suya, sobre todo porque él entiende correctamente cómo opera el mismo.

De igual forma, cuando presentó una propuesta de reforma constitucional en 1985 para convocar a una asamblea constituyente logró evitar ir a la cárcel por traición a la patria ya que el sistema político le brindó protección y no se produjo una crisis terminal como la que se vive actualmente.

Sus acciones relacionadas con el 28 de junio y su supervivencia política a pesar de sus trastornos de personalidad son un reflejo de la corrupción del sistema: el congreso, el fiscal general, la corte suprema y los medios de comunicación saben que Micheletti miente, que la carta de renuncia era falsa, que el argumento del continuismo era falso, que la amenaza del chavismo había sido exagerada y aún así decidieron promocionarlo a él como presidente de facto. Él se da cuenta que puede sobrevivir en un sistema donde esas cosas son permitidas y toleradas. Y a eso está apostando actualmente.

Un elemento que potenció su anuencia a participar en el golpe de Estado es la cobertura mediática que recibió, particularmente de los medios como El Heraldo y La Prensa, que en distintos momentos (durante la crisis de los fiscales y la conformación de la nueva Corte Suprema) comenzaron a retratarlo como un verdadero héroe. Una cobertura mediática de este tipo tiene un impacto fuerte para una persona con rasgos sociopáticos, no tanto para una persona que únicamente es paranoide ­ que teme ser visto ­ o para un limítrofe que no puede manejar sus afectos con el resto de la gente. Para un sociópata egocéntrico y ególatra como Micheletti, con una representación mediática de él como un líder heroico que asume posturas salvadoras, lo que se logra es empoderarlo y hacerle creer que debe hacer ciertas cosas o que merece hacer ciertas cosas que son claramente trasgresiones a las normas establecidas.

Su paranoia resultó evidentes en las entrevistas que se realizaron al entorno: siempre imaginando conspiraciones y buscando enemigos, incluso dentro de las personas responsables de su seguridad. Los paranoicos consideran que los demás hacen cosas para ofenderlos y reclaman el derecho al respeto. Combaten al margen de la realidad.

Sabemos por las entrevistas que se realizó a su entorno que una de las tantas razones por las que decidieron no dar el golpe de Estado el día 25 de junio -, como estaba planeado originalmente-, es porque creían que el presidente Zelaya estaba protegido por tres anillos de seguridad de supuestas fuerzas especiales venezolanas, esto alimentado por versiones fantasiosas de algunos medios de comunicación y versiones provenientes de su propio círculo íntimo que hablaban de llegada de aviones venezolanos con tropas. Si estuvo más propenso a creer esta información falsa por sus rasgos paranoides o simplemente por falta de sentido común esto es algo que no pudimos comprobar de manera concluyente ya que no pudimos realizar ninguna entrevista clínica.

Un elemento que tampocó quedó claro en las investigaciones que se hicieron fue si el temor a Hugo Chávez es ideológico o producto de sus rasgos paranoicos. Habría que examinar psiquiátricamente a través de una entrevista clínica si se cree o no la supuesta ³amenaza expansionistas chavista², lo cual es imposible bajo las condiciones actuales como expresamos arriba.

Existen argumentos válidos que obligan a sopesar tanto uno como el otro argumento. Por un lado, ideológicamente siempre ha sido un anticomunista rabioso, una suerte de combatiente de la guerra fría que se refiere a los grupos de izquierda o algunos compañeros de cámara con el calificativo despectivo de ³ñangara². Como un extremista de derecha le cuesta diferenciar los distintos matices de la izquierda hondureña y los coloca a todos en el mismo costal. Defendiendo su postura de clase e ideológica un tipo como Chávez, amenazante e intimidante, le sirve bien como bandera de lucha.

Lo mismo sucede con las denuncias previas del mes de mayo de 2009 de que había en marcha un complot para asesinarlo que caen dentro de esta misma discusión.

Su uso de los medios de comunicación a través de la simbología refleja sus rasgos sociopáticos y límitrofes: los amuletos que exhibe y su recurrente referencia a Dios son características de personas con estos trastornos. El mesianismo religioso es una combinación peligrosa con individuos que poseen estas características, de los cuales la historia y la psicología política tiene documentados casos de personas que han llegado a movilizar grupos sociales con el propósito de eliminar comunidades completas bajo estos preceptos, así como provocar conflictos armados.

Su obsesión con los cambios de denominación de lugares como hizo al rebautizar la plaza ³La Libertad² por ³Plaza de la Democracia², son un ejemplo de la utilización de una simbología política que incluso podría estar cimentada en la superstición.

Los ataques personales de Mel hacia el gobernante de facto le alimentan los núcleos paranoides y lo obligan a responder ofensivamente con sus núcleos sociopáticos. Una persona con estos rasgos de personalidad suelen ser altamente autorreferenciales, creen que la gente continuamente busca hacerles daño y los insultos no hacen más que alimentar esa certeza. Es difícil sugerir la mejor alternativa en este caso: no prestándoles atención, ya que Micheletti es el epicentro del conflicto. Insultarlo no ayuda a desequilibrarlo emocionalmente, sino que lo pone más agresivo. Por tanto se recomienda, conociendo lo difícil de que esta sugerencia pueda ser aceptada, no atacarlo directamente para no reforzarle sus núcleos sociopáticos.

En resumen, la mejor manera de desestabilizarlos es arrebatándoles todo y no prestarles atención. A un paranoico no se le puede poner atención, a un sociópata no se le pueden poner marcos por los cuales tienen que dirigirse y a un limítrofe no se le pueden dar muestras de afecto y de odio porque eso empeora su situación. La alternativa es dirigir los ataques contra el gobierno de facto sin insultos directos a su persona.

Su falta de realismo político al insistir en someter al país al aislamiento internacional es lo que más preocupa. En personas que padecen estos tres trastornos de personalidad existen momentos en que psiquiátricamente llegan a colindar con el delirio, dejando de ser trastornos de personalidad para convertirse en trastornos mentales. Socialmente está haciendo cosas descabelladas y delirantes. Está delirando con respecto a lo que pueda venir. Lo ve reduccionistamente. Estas acciones nos obligan a poner en duda sus capacidades cerebrales. El envalentonamiento, sus delirios de grandeza y de persecución, así como su megalomanía son característicos de personas que presentan conjuntamente los tres trastornos de personalidad. Para el caso, los limítrofes tienden a tener ocasionalmente episodios micro-sicóticos (entiéndase de ³locura pequeña²) que les llevan a hacer cosas tan descabelladas en las cuales se hace difícil diferenciar si son gestos excéntricos o si se encuentra en un plano psicótico. Tanto la literatura como la experiencia clínica recogen estas experiencias micro-psicóticas. Estos episodios de ³locura pequeña² que ocurren en una persona que posee un cargo política y económicamente importante puede tener un impacto negativo a nivel social.

Lo peligroso de todos sus rasgos de personalidad, descrito a lo largo de este documento, es que no vemos posibilidades que abandone el poder mediante una negociación. Esta delicada combinación de trastornos le impulsa a quedarse, a empoderarse y a crear miedo. Él entró sin negociar con las autoridades constitucionales y no se espera que se vaya por ese lado. Lastimosamente concluimos que la única forma de sacarlo del poder es mediante la fuerza. Un peligro adicional sobre esto es que su impulsividad puede llevarle a cometer los actos más deleznables si siente amenazado. La estrategia con él no es pedirle permiso, sino arrebatarle lo que ya arrebató. Es como negociar con cualquier ladronzuelo de calle, después del robo no se le puede pedir por favor que la devuelva la cartera.

De cualquier forma, este análisis médico sobre el estado de su salud mental tiene que ser colocado como un elemento más en el marco referencial construido para el análisis de las posibles salidas al conflicto. No toma en cuenta el pragmatismo político de los sectores que apoyaron el golpe y ahora podrían albergar algunas dudas sobre futuro de la asonada, factores como la presión de la comunidad internacional, y el peso de la movilización de actores sociales antigolpistas o progolpistas, etc. Por lo tanto se recomienda entenderlo en este marco y no como la única interpretación posible para escenarios posibles.

Unidad de Inteligencia Política

PD.

Les adjuntamos un resumen de los siguientes rasgos psicopatológicos característicos de una combinación particularmente peligrosa de Personalidad Paranoide, Disocial (Sicopática) y Limitrofe (según Clasificacion Internacional de Enfermedades Mentales y del Comportamiento de la Organización Mundial de la Salud):

a) Sensibilidad excesiva y querulancia a los contratiempos y desaires. b) Incapacidad para perdonar agravios o perjuicios y predisposición a rencores persistentes. c) Suspicacia y tendencia generalizada a distorsionar las experiencias propias interpretando las manifestaciones neutrales o amistosas de los demás como hostiles o despectivas. d) Sentido combativo y tenaz de los propios derechos al margen de la realidad. e) Predisposición a los celos patológicos. f) Predisposición a sentirse excesivamente importante, puesta de manifestado por una actitud autorreferencial constante. g) Preocupación por “conspiraciones” sin fundamento de acontecimientos del entorno inmediato o del mundo en general.

h) Cruel despreocupación por los sentimientos de los demás y falta de capacidad de empatía. i) Actitud marcada y persistente de irresponsabilidad y despreocupación por las normas, reglas y obligaciones sociales. j) Incapacidad para mantener relaciones personales duraderas. k) Muy baja tolerancia a la frustración o bajo umbral para descargas de agresividad, dando incluso lugar a un comportamiento violento. l) Incapacidad para sentir culpa y para aprender de la experiencia, en particular del castigo. m) Marcada predisposición a culpar a los demás o a ofrecer racionalizaciones verosímiles del comportamiento conflictivo.

n) irritabilidad persistente, o) marcada predisposición a actuar de un modo impulsivo sin tener en cuenta las consecuencias, junto a un ánimo inestable y
caprichoso, p) intensos arrebatos de ira conduzcan a actitudes violentas o a manifestaciones explosivas; éstas son fácilmente provocadas al recibir críticas o al ser frustrados en sus actos impulsivos.

Fuente: Tercera Información

República Dominicana: Ejemplo de una campaña política cuya imagen esta BIEN cuidada.

In MULTIMEDIA POLÍTICA, REPÚBLICA DOMINICANA on septiembre 30, 2009 at 2:21 pm

"Time": Pinochet, Castro, Chávez y Morales, entre los peor vestidos

In AMÉRICA LATINA, ARTÍCULOS Y MÁS, BOLIVIA, CHILE, DEMÁS PAISES, MULTIMEDIA POLÍTICA, VENEZUELA on septiembre 29, 2009 at 9:17 pm
Augusto Pinochet, Fidel Castro, Hugo Chávez y Evo Morales se encuentran entre los diez líderes mundiales peor vestidos del mundo, según una lista publicada por la revista estadounidense “Time”, y en la cual el primer puesto lo ocupa el líder de Corea del Norte, Kim Jong Il.

El jefe comunista del país asiático fue elegido el peor vestido por lucir normalmente “trajes safari de color caqui poco favorecedores junto con zapatos con plataformas de 5 pulgadas (12,7 centímetros) para disimular su estatura diminuta”.

“Para un hombre al que le gusta lo más fino -dijo que le agradan mirar películas de DVD de Hollywood y licor del caro, a pesar de que millones de norcoreanos sufren en extremo- uno pensaría que Kim Jong Il tendría más elegancia al vestir”, dice la revista.

Seguir Leyendo…


Segundo de la lista es el primer ministro ruso, Vladimir Putin, al cual la publicación lo define, junto a una foto en la que enseña el torso y monta en un caballo, como el “Matthew McConaughey de Rusia”.

El fallecido dictador chileno Augusto Pinochet ocupa el tercer puesto, del que dicen que vestía “un uniforme de aire extremadamente siniestro” y también, de vez en cuando, que llevaba capas como si fuera un “elegante Drácula”.

El presidente boliviano, Evo Morales, se sitúa en el quinto puesto con el título de “Más bien, Bill Cosby”, tras el líder libio, Muammar Gaddafi, que es cuarto.

La revista muestra una foto de Morales y se refiere a la chompa que viste y que la publicación describe que está considerada como una ropa “refinada entre los indígenas”, reseñó Dpa.

Citando un analista, “Time” dice sobre Morales: “No le veo vistiendo trajes de Armani, algo que es muy común entre los presidentes de América Latina”. “Sería muy criticado si lo hiciera”.

En el séptimo lugar, y tras pasar detrás del presidente de Irán, Mahmud Ahmadineyad -el político persa es sexto-, se encuentra Fidel Castro. El líder cubano es mostrado con una fotografía en la que lleva una chaqueta deportiva de la marca adidas. “Fidel Castro es un hombre adidas”, dice “Time”.

“Aparentemente al octogenario y antiyanqui, quien fue un fan sin límite de fatigas militares, le gusta ahora la ropa para ponerse en marcha que sólo una empresa alemana puede proveer”.

Detrás de él se encuentra el presidente de Venezuela, Hugo Chávez, octavo del ránking y al que llaman “El nuevo miedo rojo”, mostrando una foto en la que el político lleva prendas de ese color.

“El color rojo fue omnipresente en los comunismos de la Unión Soviética y China.” “El presidente izquierdista de Venezuela, Hugo Chávez, ha mantenido el mensaje vivo usando el rojo como algo fundamental en todas sus demostraciones políticas, así como en su armario privado”. “El color está siempre ahí como un recordatorio de que Chávez y Venezuela están firmemente afianzados en el socialismo, como si nos pudiéramos olvidar”.

Noveno es el que fue máximo dirigente comunista de China Mao Tse- Tung -por su estilo comunista “chic”-, y décimo, Jean-Bédel Bokassa, líder del Imperio Centroafricano desde 1976 hasta 1979 y al que “Time” lo pone en la lista por su excesiva ostentación,

Fuente: El Universal

Honduras sólo quiere una elección

In AMÉRICA LATINA, HONDURAS on septiembre 29, 2009 at 1:45 pm
Por Mary Anastasia O’Grady

En un almuerzo de recepción para el presidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva hace unos meses, un funcionario brasileño me explicó que la razón por la que Brasil no ha levantado su voz en defensa de los derechos humanos en la dictadura de Cuba es que no quiere intervenir en los asuntos internos de la isla. Aparentemente, la política de no intervención no se aplica a la democracia de Honduras.

El lunes pasado, el ex presidente hondureño Manuel Zelaya, que fue arrestado, deportado y legalmente depuesto el 28 de junio, regresó secretamente a Tegucigalpa y buscó refugio en la embajada de Brasil. Zelaya dijo a una radio hondureña que su regreso se gestó conjuntamente con Lula y el ministro brasileño de relaciones exteriores Celso Amorim. Brasil insiste que no tuvo nada que ver con la entrada de Zelaya al país, lo que equivale a llamar al ex presidente hondureño mentiroso. Se trata de una aseveración con la que muchos hondureños estarían de acuerdo.

Zelaya enfrenta cargos de corrupción en Honduras, pero Brasil, tradicionalmente “no intervencionista”, se resiste a entregarlo a las autoridades. En cambio, le está permitiendo usar la embajada como un centro de operaciones desde donde ha estado llamando a sus violentos partidarios a salir a las calles.

Seguir Leyendo…


Las simpatías de Da Silva con la extrema izquierda y su amistad con Fidel Castro son legendarias. En su país, ha dejado de lado la militancia izquierdista de los años 70 porque los propios brasileños no lo tolerarían. Las instituciones, la realidad económica y la presión pública limitan su accionar. Su admiración por el comunismo decayó un poco cuando Venezuela y Bolivia trataron de nacionalizar las inversiones brasileñas. El mandatario, sin embargo, tiene que darle algún caramelo a su notoriamente izquierdista Ministerio de Relaciones Exteriores y es ahí donde Honduras es de utilidad.

La práctica de moderación en casa y extremismo en el exterior no es exclusiva de Brasil. Muchos presidentes latinoamericanos hacen lo mismo. Lo que es alarmante es que EE.UU. parece estar adoptando una política similar.

La semana pasada, Tegucigalpa fue atacada por los zelayistas. Quemaron neumáticos en las calles, destrozaron propiedades, saquearon negocios y bloquearon carreteras. EE.UU., no obstante, reiteró su apoyo a Zelaya. Sin presentar ninguna revisión legal, Washington decretó una vez más que un presidente que trató de desmantelar la Constitución debe ser reinstaurado o no reconocerá la elección presidencial prevista para noviembre.

¿Por qué EE.UU. amenaza con cuestionar una elección libre que probablemente restablecerá la paz y la seguridad? El presidente venezolano Hugo Chávez podría haber contestado esa pregunta en su discurso ante la Asamblea General de Naciones Unidas el jueves. Tomando el estrado, Chávez dijo que ya no olía “azufre” como el año pasado. El comentario hacía referencia a su última diatriba, cuando llamó a George W. Bush un demonio que dejaba una estela de olor de azufre. Este año, Chávez dijo que olía a “esperanza”.

Obama claramente se ha ganado la aceptación del tirano latinoamericano y la política estadounidense hacia Honduras ha sido de ayuda. Pero este gran honor, ¿durará más que un suspiro y tendrá algún retorno? Probablemente no. Más allá de ahorrarle a Obama los dardos verbales que le lanzó a Bush, Chávez no muestra inclinación alguna a ser un buen vecino. Está inmerso en una carrera armamentista a gran escala e incluso ha aludido a sus propias ambiciones nucleares.

La postura del gobierno estadounidense sobre las elecciones hondureñas es vergonzosa. ¿Puede alguien imaginarse si Fidel Castro declarara mañana que realizará elecciones libres invitando a todo el mundo a participar como observadores y EE.UU. rechaza la idea porque Cuba es una dictadura militar? Sería absurdo.

El presidente panameño Ricardo Martinelli me dijo la semana pasada en Nueva York que cree que “la única y mejor manera de resolver el problema hondureño es permitirle al pueblo de Honduras tener elecciones libres y participativas donde elijan a quienquiera que estimen como mejor candidato para dirigir su gobierno”. Martinelli resalta que los candidatos en esta contienda se eligieron mientras Zelaya aún era presidente. El presidente de Honduras, Roberto Micheletti, se presentó en una primaria en la que fue superado por Elvin Santos, el actual candidato del partido de Zelaya y quien también quiere que las elecciones se lleven a cabo. Panamá ya sufró el problema de ver interrumpida su democracia, dice Martinelli, y fueron las elecciones las que la restablecieron.

Martinelli señala —al igual muchos en el gobierno de Honduras— que deportar a Zelaya fue un error. También reconoce que albergaba la esperanza de que las negociaciones en San José, Costa Rica, produjeran un acuerdo que resolviera la disputa. Pero añade que lo que Zelaya exige “no se ciñe a las leyes y regulaciones de Honduras”. Así que ahora las elecciones son la respuesta.

Una elección transparente es el camino hacia la estabilidad política apoyada por el mundo libre. Es indecoroso y maleducado por parte de EE.UU. amenazar ese proceso. ¿Realmente Obama atesora hasta ese punto las palabras amables de Hugo Chávez? De ser así, estamos todos en problemas.

Fuente: The Wall Street Journal

Cristina Fernández de Kirchner recibió al tercer candidato presidencial chileno y analizaron los "desafíos de la región"

In ARGENTINA, CHILE on septiembre 29, 2009 at 1:34 pm
La reunión se llevó a cabo en el despacho de la mandataria en Casa de Gobierno. Marcos Enríquez-Ominami analizó junto a la Presidenta los desafíos de la región y le propuso organizar entre argentinos y chilenos el Mundial de Fútbol 2026.

El tercer candidato en danza en la elección presidencial chilena, Marcos Enríquez-Ominami, propuso hoy a la presidenta Cristina Fernández de Kirchner, organizar entre argentinos y chilenos el Mundial de Fútbol 2026.

“La Presidenta recibió la propuesta con cierta simpatía”, mencionó el candidato independiente de 36 años, tercero en las encuestas detrás del oficialista Eduardo Frei y el conservador Sebastián Piñera.

Seguir Leyendo…


Hablamos cerca de una hora de todos los desafíos de la región y los intereses comunes de argentinos y chilenos y le garanticé que gobernaré con un axioma: no todo lo bueno para Estados Unidos es bueno para Chile”, dijo Ominami.

El diputado llegó acompañado de un grupo de legisladores chilenos que apoyan su candidatura y fue introducido a la reunión con la Presidenta por el canciller Jorge Taiana.

En términos electorales, Enríquez-Ominami señaló muy seguro y sin falsa modestia que “todas las encuestas nos dan muy bien y si los candidatos fueran autos dos irían para atrás y uno para adelante”.

“Vamos a estar en la segunda vuelta porque el espíritu de la Concertación es el que está aquí”, dijo el hijo del líder del Movimiento de Izquierda Revolucionaria (MIR), Miguel Enríquez, abatido por los pinochetistas en octubre de 1974.

Fuente: TELAM

Chile: Faltan 75 días para las reñidas elecciones generales chilenas

In CHILE on septiembre 29, 2009 at 1:29 pm
A 75 días de las elecciones presidenciales, tan reñidas que serían dirimidas en “segunda vuelta” el 12 de enero, millones de chilenos evaluaron esta semana a los cuatro candidatos en su primer debate televisivo.

De gran repercusión política, el encuentro televisivo de 90 minutos arrojó novedades a una campaña hasta ahora sin grandes sobresaltos, gracias a lo que expertos denominan un virtual “empate técnico” entre los dos contendientes tradicionales.

Según casi todas las encuestas, continúan encabezando las preferencias el gobiernista Eduardo Frei, senador y ex mandatario, y el derechista Sebastián Piñera, empresario millonario, seguido del diputado independiente Marco Enríquez-Ominami y del izquierdista Jorge Arrate, ex colaborador del Presidente Salvador Allende.

Los cuatro se enfrentaron por primera vez en Televisión Nacional sobre temas de interés nacional, como seguridad, educación, empleo y vivienda, y -según sus partidarios- los cuatro resultaron “vencedores”, tanto por el contenido de sus propuestas como por su “performance” mediática.

Seguir Leyendo…


El debate, salpicado de promesas, aplausos, pifias y risas, no estuvo exento de confrontaciones, especialmente cuando Frei (67) acusó de realizar dudosas prácticas empresariales a Piñera (60) y este lo acusó de mentir y de pretender hacer una campaña sucia.

Enríquez-Ominami (36) vinculó sus tres contendientes con el pasado del país y emplazó a Frei y a Piñera a informar de forma transparente sobre el nivel de gastos de sus respectivas campañas electorales.

Analistas destacaron por otro lado la presentación de Arrate (68), prácticamente marginado hasta ahora por los medios de comunicación, abanderado del Juntos Podemos Más, un número de organizaciones extraparlamentarias que buscan romper su exclusión del actual sistema electoral heredado del régimen militar.

Salvo Piñera, los otros tres candidatos -con claros matices- rescataron avances del gobierno de la Presidenta Michelle Bachelet, así como la necesidad de fortalecer el papel del Estado frente al mercado en la economía nacional.

Un sondeo publicado pocas horas después del debate aseguró que Arrate habría aumentado su respaldo a 4,0 por ciento, luego de recoger el apoyo de los ex aspirantes Adolfo Zaldívar y Alejandro Navarro y de quitarle un punto a Frei y otro a Enríquez-Ominami.

Esa encuesta, publicada por El Mostrador, le atribuyó 39 puntos porcentuales a Piñera, 23 a Frei, 19 a Enríquez-Ominami y cuatro a Arrate.

En el escenario de una “segunda vuelta” electoral entre los dos primeros, el mismo sondeo señaló que Piñera contaría con un respaldo de 47 por ciento contra un 38 por ciento de Frei. Añadió que, si la contienda fuera entre Piñera y Enríquez-Ominami, el primero se impondría por 47 por ciento contra 40 por ciento.

En declaraciones a la prensa, la presidenta Michelle Bachelet, quien goza de un respaldo superior al 70 por ciento en los últimos meses de su mandato, opinó que la segunda vuelta será entre Piñera y Frei y reiteró su adhesión a éste.

Sin embargo, aclaró que el apoyo de la ciudadanía logrado por ella “no es endosable ni traspasable a nadie”, aunque manifestó su confianza en que, en la urna, “la gente sabrá apoyar a quienes hemos logrado transformar la cara de este país en estos 20 años”.

En paralelo a las elecciones presidenciales, también comenzaron las campañas de las cuatro listas partidarias para renovar el Senado y la Cámara de Diputados, que en varias regiones del país se definirá “voto a voto”.

Fuente: Libre Red

Bolivia: El voto útil

In BOLIVIA on septiembre 28, 2009 at 9:21 pm
Por Ricardo Paz Ballivián

La estrategia es el factor individual más importante en una campaña electoral solía decir el maestro del Marketing Político Joseph Napolitan y agregaba que una estrategia correcta puede sobrevivir a una campaña mediocre, pero que incluso una campaña brillante puede fallar si la estrategia es errónea. Como se sabe la estrategia es el camino para llegar a un objetivo. Si se toma el camino equivocado, no importa cuán preparado, moderno y potente sea nuestro vehículo ni cuán experto y hábil sea el conductor, pues no habrá manera de llegar a donde queremos.

Para diseñar una estrategia electoral correcta es clave partir de un análisis científico que acierte en la caracterización del contexto, los actores y las tendencias del electorado. No podemos actuar sobre la base de nuestros afectos o desafectos y menos todavía sobre nuestros deseos y aspiraciones. Ver con objetividad la realidad es un requisito para atinar y triunfar.

En la actual campaña electoral, como anotamos en un artículo anterior, cerca del 40% de la ciudadanía piensa votar por Evo Morales, un 30% más o menos votaría en contra del Presidente y otro 30% de electores se mantiene indeciso o fluctuante. Esta situación ha llevado a pensar a algunos dirigentes de la campaña de Manfred Reyes Villa que lo mejor para su candidatura sería que desaparecieran los candidatos del centro político, de manera que la elección se polarice tempranamente.

Seguir Leyendo…


El MAS ha definido su estrategia de polarización temprana basado en serios y detallados estudios de investigación electoral que demuestran que si desapareciera el centro político, la gran mayoría de los electores indecisos o fluctuantes se inclinarían por la candidatura de Evo Morales y de ninguna manera por la de Reyes Villa. Obviamente también habría un crecimiento en esta última, pero sería mucho menor. Esto quiere decir, que la mayoría de los votos que obtengan Samuel Doria Medina o René Joaquino sería en detrimento del MAS y de ninguna manera del PPB, como equivocadamente sostienen algunos de sus representantes.

Por consiguiente, a Reyes Villa no solamente le debería interesar la permanencia de Doria Medina y Joaquino, sino el fortalecimiento y crecimiento de estas opciones del centro político, ya que afectan muy poco a su candidatura y más bien son capaces de lograr una importante y eventualmente decisiva votación de sectores que de otra manera se inclinarán inexorablemente por Morales.

La estrategia de polarización temprana, propuesta por los candidatos oficialistas, ha generado un espejismo mediático que está llevando a las opciones opositoras por un rumbo errático y de autodestrucción. El haber posicionado, a 80 días de las elecciones, el debate sobre el voto útil es sin duda un logro estratégico mayor de la campaña del MAS. La fijación de este “issue” ha logrado que los principales opositores peleen entre ellos y que algunos electores indecisos o fluctuantes empiecen, prematuramente, a migrar hacia la opción fuerte y segura que aparenta representar hoy Evo Morales.

Ahora bien por supuesto que nada de lo actuado hasta hoy es irremediable, pero sin duda que persistir en el error podría resultar catastrófico para las aspiraciones de quienes se presentan como alternativa a la reelección y el continuismo de los actuales gobernantes.

Como decíamos al inicio, se puede fallar en muchas cosas durante la campaña; se puede tener dificultades en la organización, en la logística, en las finanzas o en la comu- nicación, pero si se yerra en la estrategia, es muy poco probable el éxito.

Fuente: La Prensa