thecommunicationslab

Actores seducidos por el poder

In ARTÍCULOS Y MÁS, MULTIMEDIA POLÍTICA on septiembre 3, 2009 at 3:56 pm
Cambiar a un jefe con malas pulgas por otro al que prácticamente nunca se le ve sin una sonrisa en los labios parece una solución sencilla. Sin embargo, cuando se trata de abandonar el equipo de uno de los médicos más populares del mundo, Gregory House, puede que la decisión no sea tan sencilla. Claro que si el nuevo jefe va a ser Barack Obama… la cosa cambia.

Kal Penn ha abandonado la serie ‘House’ para ser el director asociado de una oficina de relaciones públicas del gabinete del presidente de los Estados Unidos, Barack Obama. El actor ya estuvo detrás de la imagen de Obama durante su campaña y ahora formará parte del gabinete Obama. Penn, que saltó a la fama gracias a su papel en ‘Dos colgaos muy fumaos’, declaró que le encanta sus trabajo como actor, pero, desde niño, le ha gustado el equilibrio que hay entre las artes y el servicio público. “Evidentemente, la oportunidad de servir en un puesto como este es un honor increíble”, destacó.

Penn no ha sido el único actor que ha dejado el mundo de la interpretación para ocupar un cargo público. Basándonos en un reportaje de la revista Empire, repasamos los actores más representativos que se han dedicado a la política:

Seguir Leyendo…


El ejemplo por excelencia de los actores convertidos en políticos lo encarna Ronald Reagan, quien llegó a ser presidente de los EEUU desde 1981 a 1989. Reagan, que participó sobre todo en “películas B”, alcanzó un considerable éxito no tanto por sus interpretaciones, sino más bien por la buena acogida por la crítica que tuvieron sus películas. Aunque su carrera cinematográfica iba viento en popa, Reagan siempre se sintió atraído por la política -de hecho, fue presidente de la Screen Actors’ Guild y portavoz de General Electric-.

Comenzó su vida política como un demócrata y en 1962 se pasó al partido Republicano hasta llegar a convertirse en Gobernador de California en 1968. El mayor cargo político de EEUU lo alcanzó en 1981, posición que ocupó durante dos mandatos. Reagan, que tuvo un papel decisivo en la denominada Guerra Fría, está considerado como uno de los presidentes más populares de la historia reciente.

Arnold Schwarzenegger
Una de las mayores estrellas del celuloide de todos los tiempos, Arnold Schwarzenegger, dejó los guiones cinematográficos para dedicarse a la política, una elección que no le ha ido nada mal puesto que, a pesar de no haber nacido en EEUU, Schwarzenegger es el actual Gobernador de California.

Su condición de inmigrante precísamente le ha impedido seguir los pasos de Reagan ya que para ser presidente de los EEUU hay que ser norteamericano de nacimiento. Su mandato comenzó en 2003 y su carrera política bajo el partido republicano ha sido criticada por su manejo de la economía.

Clint Eastwood
Definido a sí mismo como un libertario, hubo un momento en el que parecía que Clint tenía bastantes posibilidades para dar el paso hacia la Casa Blanca. A mediadados de los años 80, el actor republicano fue alcalde de Carmel, una pequeña ciudad de California, durante dos años. Tras su breve incursión en el mundo de la política, Eastwood acusó a los políticos de “no tener corazón”. El actor dijo que disfrutó siendo el alcalde de Carmel, pero se dio cuenta de que es muy difícil que las cosas salgan adelante.

“Tienes que perder tu corazón primero. Tienes que dejarlo de lado. Tienes que tratar con gente que no quieres tratar y estar con gente con quien no quieres estar, que nunca serán tus amigos. En cierta medida hay que venderse para ser un político. Tienes que llevarte bien con todos. Y ése no es mi estilo”, ha llegado a confesar Eastwood.

Glenda Jackson
Tras ganar dos Oscar por su trabajo en ‘Mujeres enamoradas’ (1969) y ‘Un toque de distinción’ (1973), Glenda Jackson alcanzó la fama suficiente para seguir triunfando en la gran pantalla. Sin embargo, la actriz no se dejó deslumbrar por el brillo de sus estatuillas y en 1992 se lanzó a la piscina de la politica para ser miembro del Parlamento británico.

La actriz se hizo cargo del transporte de Londres, pero renunció al puesto para optar a la alcaldía de Londres por el partido laborista. Con esta jugada Glenda se arriesgó… y perdió ya que finalmente no fue elegida. De todas formas, la política ha conquistado a Glenda y la ex actriz continúa en el Parlamento.

Fred Thompson
A Fred Thompson le ocurrió justo lo contrario que a los anteriores intérpretes: el político y abogado se dejó seducir por el cine tras haber participado activamente en la política. Como un prominente abogado republicano, Thompson trabajó como consejero legal del Comité de Investigación del caso Watergate en el Senado de EEUU y ha llegado a intervenir en varios casos importantes. Se inició en el cine con la película ‘Marie’ (1985), donde se reflejó el escándalo del Comité de Indultos y Libertad Condicional de Tennessee.

Su experiencia en este sonado caso fue clave para que Thompson se interpretara a sí mismo. Tras este papel, Fred comenzó una prolífica carrera cinematográfica que compaginó con su faceta de abogado y político. Su voz profunda y gran teatralidad han sido sus principales bazas para convertirse en un conocido actor secundario en películas tan variadas como: ‘La jungla de cristal 2’ (1990), ‘El cabo del miedo’ (1991) o ‘El peque se va de marcha’ (1994).

Fuente: Terra

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: