thecommunicationslab

Tres elecciones presidenciales podrían cambiar el mapa político de Suramérica antes de fin de año

In AMÉRICA LATINA, BOLIVIA, CHILE, URUGUAY on septiembre 3, 2009 at 2:29 pm
Aunque es muy poco probable que el presidente Evo Morales no sea reelegido en Bolivia, el izquierdista Frente Amplio no tiene todavía una clara ventaja en los sondeos en Uruguay, y en Chile mucho parece estar dado para que la derecha entre al Palacio de la Moneda. La gran pregunta es si estos comicios marcarán el cambio de la tendencia de los últimos años, que ha favorecido a la izquierda, en otras competencias electorales que se llevarán a cabo en 2010.

La izquierda uruguaya, que llegó por primera vez al poder en marzo de 2005, ha ampliado su intención de voto en la competencia hacia la elección presidencial del próximo 25 de octubre, pero sin la ventaja suficiente para evitar una segunda vuelta. Según la más reciente encuesta, realizada por la firma Interconsult, la coalición de partidos de izquierda Frente Amplio (FA), a la que pertenecen el presidente Tabaré Vázquez y el ex guerrillero, ex ministro, senador y candidato a sucederlo José Mujica, cosechó el 44 por ciento de la intención de voto en agosto, ante el 42 por ciento que tenía en julio.

El opositor Partido Nacional (más conocido como ‘Blanco’), de centroderecha y que postula al ex mandatario Luis Alberto Lacalle (1990-1995), obtuvo un 35 por ciento, ante un 36 por ciento que tenía en el mes pasado. La Ley Electoral uruguaya dice que si ninguno de los candidatos supera el 50 por ciento de los votos, habrá una segunda vuelta. “Sin lugar a dudas, esta elección parece encaminarse hacia una confrontación muy pareja, de resultados muy inciertos. Ya no hay favoritos”, escribió el director de Interconsult, Juan Carlos Doyenart, en el diario uruguayo Últimas Noticias. Mujica fue líder del Movimiento de Liberación Nacional-Tupamaros, y tras permanecer preso en condiciones inhumanas durante la última dictadura militar (1973-1985), él y los demás tupamaros se incorporaron al FA en 1989.

Seguir Leyendo…


¿Empresario y mandatario?

En Chile, acusaciones de que el gobierno de la presidenta Michelle Bachelet interviene en favor del candidato y ex presidente Eduardo Frei (1994-2000), y de que hay un gasto excesivo en la campaña del multimillonario derechista Sebastián Piñera, tienen al rojo vivo la carrera presidencial, a solo tres meses para los comicios.

Piñera, con una fortuna de más de 1.300 millones de dólares según la revista Forbes, recibió en las últimas semanas una lluvia de críticas cuando dijo que sólo había gastado 10 millones de pesos chilenos (unos 18 mil dólares) en su campaña, que inunda las calles y las principales emisoras, con mensajes de sus hijos y esposa. El magnate, que lidera las encuestas con cifras que oscilan entre el 35 y el 40 por ciento, aclaró luego que su estimación correspondía al gasto de los últimos 10 días para el arriendo de gigantografías (vallas).

Frei -candidato de la coalición de centro y de izquierda, en el poder desde 1990, cuando cayó el ex dictador Augusto Pinochet, y que capta entre el 20 y el 25 por ciento de intenciones de voto- dijo desconocer las cifras invertidas en su campaña.

Y el candidato independiente y ex diputado del Partido Socialista, Marco Enríquez-Ominami, reconoció haber gastado hasta ahora unos 100 millones de pesos chilenos (casi 183.000 dólares). Enríquez-Ominami, más conocido como el ‘Obama chileno’, concita, según los últimos sondeos, una adhesión del 16 al 24 por ciento y podría dar la sorpresa.

Piñera -dueño de la aerolínea LanChile, de la Clínica Las Condes y prácticamente del club deportivo de fútbol Colo Colo- fue derrotado por Bachelet en el 2006 y está seguro de que esta vez sí ganará las elecciones, tanto por méritos propios como por el “hartazgo de los ciudadanos tras 20 años de gobiernos de la concertación”. Sin embargo, el 70 por ciento de los chilenos apoya en estos momentos la gestión de Bachelet, y hace medio siglo que la derecha chilena no llega al poder por la vía democrática.

Evo, segunda parte

En el caso de Bolivia, las cosas parecen están cantadas. A solo cuatro días de que termine el plazo para inscribir candidatos (se cierra el 7 de septiembre), la oposición no ha logrado cuajar un frente único capaz de vérselas con el presidente Evo Morales, ampliamente favorito en todas las encuestas y quien el 6 de diciembre buscará un nuevo periodo de cinco años.

Hay siete opositores autoproclamados como aspirantes a la Presidencia, a pesar de que todos reconocen que la dispersión solo favorece al primer indígena que gobierna Bolivia en toda su historia republicana. En la lista están el ex presidente Jorge ‘Tuto’ Quiroga (2001-2002); el ex vicepresidente Víctor Hugo Cárdenas (1993-1997); el ex gobernador de Cochabamba Manfred Reyes Villa; el empresario Samuel Doria Medina; el alcalde de la ciudad de Potosí, René Joaquino; el líder cívico de la región de Santa Cruz Germán Antelo, y la politóloga Jimena Costa. El jefe de Estado confía en ser reelegido porque todas las encuestas privadas le dan una intención de voto favorable del 58 por ciento.

El nuevo mapa político de la región podría cambiar en los meses que vienen. Y eso que todavía no se habla mucho de lo que puede pasar en el 2010 en Brasil -donde el Partido de los Trabajadores de ‘Lula’ da Silva sigue muy relegado en las encuestas-, y en Argentina -donde la mayoría de los expertos prevén el final de la hegemonía de los Kirchner, tras el estrepitoso fracaso de las pasadas legislativas-. ¿Se está moviendo el péndulo?

Fuente: Cambio

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: