thecommunicationslab

Archive for the ‘OBAMA’ Category

Chávez cuestiona el Nobel de la Paz para Obama

In OBAMA, VENEZUELA on octubre 11, 2009 at 1:00 pm
“Asistimos a un merecimiento sin que el postulado haya hecho nada por merecerlo”, proclama el presidente venezolano.

El presidente de Venezuela, Hugo Chávez, cuestionó la concesión del premio Nobel de la Paz a su homólogo estadounidense, Barack Obama.

En su columna dominical de prensa, Chávez se preguntó “¿Qué ha hecho Obama para merecer este galardón?”, recalcando que el jurado entregó el premio al presidente estadounidense debido a “su deseo por un mundo sin armas nucleares”, pero olvidó “su empeño (de Obama) por perpetuar sus batallones en Iraq y Afganistán, y su decisión de instalar nuevas bases militares en Colombia”.

Chávez objetó que “por primera vez asistimos a un merecimiento sin que el postulado haya hecho nada por merecerlo: premiar a alguien por un anhelo que está muy lejos de hacerse una realidad”, algo que comparó con que a “un pitcher le den el Cy Young (premio al mejor lanzador de la temporada de las Grandes Ligas) comenzando la temporada, sólo porque dijo que va a ganar 50 juegos”.

Este cuestionamiento por parte de Chávez contrasta con los elogios hacia esta decisión por parte del ex presidente cubano, Fidel Castro, quien consideró que la decisión fue “una medida positiva”, debido a que es “una exhortación a la paz y la búsqueda de soluciones que conduzcan a la supervivencia de la especie”.

Fuente: Diario de Sevilla

Anuncios

Barack Obama gana el Premio Nobel de la Paz 2009

In OBAMA on octubre 9, 2009 at 1:41 pm
El presidente de Estados Unidos se impone en una votación sorprendente.- El Instituto de Noruega reconoce sus “esfuerzos por una diplomacia multilateral” y su “visión de un mundo sin armas nucleares”

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, ha ganado el Premio Nobel de la Paz 2009 “por estimular el desarme nuclear, por sus extraordinarios esfuerzos por reforzar la diplomacia internacional y la cooperación entre los pueblos”, según ha anunciado el Instituto Nobel de Noruega. Obama se ha impuesto a otros favoritos como la senadora colombiana Piedad Córdoba, activistas chinos y rusos o la Coalición contra las Bombas de Racimo (CMC), entre más de 200 candidaturas.

Según el Instituto Nobel, con sede en Oslo, el presidente de Estados Unidos ha creado un “clima nuevo para la política internacional. Gracias a sus esfuerzos, la diplomacia multilateral ha recuperado su posición central y ha devuelto a las Naciones Unidas y otras instituciones internacionales su papel protagonista”.

“La visión de un mundo sin armas nucleares ha estimulado el desarme y las negociaciones para el control de armamento. Gracias a la iniciativa de Obama, Estados Unidos está desempeñando un papel más constructivo para hacer frente a los retos del cambio climático que afronta el mundo”, ha agregado el Instituto.

Seguir Leyendo…


El mandatario norteamericano sucede en el palmarés al ex presidente finlandés Martti Ahtisaari, galardonado en 2008 por su labor como mediador internacional. El Nobel de la Paz está dotado con diez millones de coronas suecas (980.000 euros o 1,4 millones de dólares) y, como el resto, se entrega el 10 de diciembre, aniversario de la muerte de su fundador, Alfred Nobel.

En las quinielas previas aparecían bien situados disidentes chinos como Hu Jia, Gao Zhiseng y la uigur Rebiya Kadeer, mientras que la abogada chechena Lidia Yusúpova, el activista Serguéi Kovaliov y la organización de derechos humanos Memorial destacaban entre los rusos.

El Nobel de la Paz ya ha ido a parar en otras ocasiones a presidentes estadounidenses. Theodore Roosevelt lo recibió en 1906 mientras que Thomas Woodrow Wilson lo obtuvo en 1919. En 2002, el Nobel premió al ex presidente Jimmy Carter, por su labor mediadora. En 2007, su compatriota, ex candidato a la Casa Blanca y ex vicepresidente Al Gore, demócrata como Obama, lo recibió por su labor en la lucha contra el cambio climático.

Símbolo del cambio

Obama, de 48 años, llegó a la Casa Blanca tras ganar las pasadas elecciones presidenciales de EE UU en noviembre de 2008 representando al Partido Demócrata frente al senador republicano, John McCain. Se convirtió en el primer presidente negro en la historia estadounidense. Famoso por su temple calmado y talante conciliador, encarna como nadie el sueño de reconciliación en un país con profundas heridas raciales y de cambio en las relaciones internacionales, marcadas en los últimos por el unilateralismo de la anterior Administración de George W. Bush.

El Premio Nobel a Obama simboliza el reconocimiento a una visión que desde el pasado noviembre se ha elaborado con hechos concretos. Poco después de su victoria, rompió con el peor legado de Bush. Obama firmó una orden que invalidaba todas las instrucciones impartidas por Bush en relación con el uso de la tortura, las escuchas ilegales y otras medidas de dudosa legalidad puestas en marcha durante la guerra contra el terrorismo. Y en el primer día de llegar al poder, puso fin a Guantánamo.

En una visita histórica a Egipto, el presidente estadounidense estrechó lazos con el Islam y aseguró en su aplaudido discurso a los países musulmanes que EE UU “no ha estado ni estará nunca en guerra con el Islam”. Al mismo tiempo, defendió un Estado Palestino y resaltó el sufrimiento judío. Obama, al que muchos afroamericanos comparan con Martin Luther King, también viajó a África y allí llamó al continente a luchar por la democracia y el progreso.

En política exterior, Obama ha ofrecido los pasos más importantes. El mandatario dio un giro brusco en la política internacional cuando anunció que EE UU abandonaba el proyecto de escudo antimisiles en Europa del Este y su sustitución por una alternativa más modesta. Fue una victoria diplomática de acercamiento a Rusia, famoso enemigo durante la Guerra Fría.

Obama mostraba que estaba dispuesto a construir puentes con el resto de países, pese a las diferencias. De hecho, en su primer discurso ante la Asamblea de Naciones Unidas (ONU), el presidente norteamericano pidió a los líderes mundiales trabajar por intereses comunes y abandonó el unilateralismo que había caracterizado a Washington.

Obama ha intentado reabrir el diálogo en Oriente Próximo y ha intensificado las reuniones con las autoridades israelíes y palestinas, pero aún no ha obtenido resultados. En cambio, Obama ha conseguido compromisos en la lucha contra el cambio climático y ha llamado a la acción mundial para la reducción de las emisiones contaminantes.

Pasos de una vida

Nacido en 1961 en Hawai, es hijo de Stanley Ann Dunham, una antropóloga nacida en Kansas, y de Barack Obama Sr., un economista keniano educado en Harvard, ambos ya fallecidos. El matrimonio se separó cuando él tenía dos años y sólo vería a su padre una vez más durante una visita de éste a EE UU.

Su madre volvió a contraer matrimonio con Lolo Soetoro-Ng, un ciudadano de Indonesia, donde Obama pasó varios años de su infancia antes de regresar a Hawai a los diez años para vivir con sus abuelos maternos y tener acceso así a una mejor educación.

Su abuela, Madelyn Dunham, fue una de las presencias más importantes de su vida, la mujer que, según él dice, se sacrificó por él una y otra vez y quien lo quiso “más que a nada en el mundo”. Pese a que sus abuelos lo criaron en un ambiente estable, Obama sufrió una fuerte crisis de identidad durante su adolescencia, que estuvo marcada no sólo por una destacada trayectoria escolar, sino también por años de rebeldía y escarceos con las drogas.

A esos años le siguió una selecta formación en las universidades de Columbia y Harvard, una etapa como profesor y defensor de los derechos civiles en Chicago, su elección como senador estatal, su desembarco como senador en Washington en 2004 y su llegada a la Casa Blanca en 2008.

Sus dos libros autobiográficos The Audacity of Hope (La audacia de la esperanza) y Dreams from my father (Sueños de mi padre) se han convertido en los más vendidos. Los observadores mencionan con frecuencia que el secreto de su éxito obedece a un arma rudimentaria: el poder de la palabra.

Su carrera política arrancó, curiosamente, con discursos que no conectaban bien con el público y en los que abundaban los detalles sobre sus programas. No sería hasta 2004, durante su campaña al Senado, cuando introdujo los elementos de “esperanza, cambio y futuro” que tiñen la entusiasta retórica que tan buenos resultados le ha dado.

Obama está casado con Michelle Robinson Obama, que es abogada. La pareja tiene dos hijas: Malia Ann y Natasha (Sasha).

Fuente: El País

El acceso directo al público

In ARTÍCULOS Y MÁS, OBAMA on octubre 5, 2009 at 7:23 pm

Por Xavier Peytibi

Para Nixon, tal como escribió en sus memorias, los presidentes postmodernos “deben ser maestros en el arte de manipular los medios de comunicación, no solo para ganar las elecciones sino para llevar a cabo su política y apoyar las causas en las que creen. Al mismo tiempo, a toda costa, hay que evitar que se les acuse de manipularlos”. Para una imagen postmoderna, la imagen debe primar sobre el sentido.

En el período Nixon, como indica Christian Salmon, la multiplicación de los medios de comunicación, el crecimiento del número de periodistas acreditados y la internacionalización de la cobertura mediática erosionaron la relación íntima entre el poder y la prensa. La televisión abrió un acceso directo al público gracias a los avances tecnológicos (satélites de comunicaciones), aumentando el acceso a la información inmediata para todo el país. Al mismo tiempo, la presidencia Nixon veía como las injerencias de la prensa organizaban pequeños “incendios” diarios que minaban la buena prensa del presidente.

Es por ello que Richard Nixon creó la White House Office of Communications, que ha pervivido hasta la actualidad, y se rodeó de una nube de asesores de comunicación (entre ellos William Safire y David Gergen), para intentar esquivar un poco a la prensa de Washington y, con sus mensajes a través de la televisión, intentar llegar directamente a los ciudadanos estadounidenses. Su objetivo es controlar la agenda, y evitar que la controle la prensa. Con el Watergate se demuestra quien ganó la batalla, y como nació el cuarto poder.

Seguir Leyendo…


En presidencias posteriores, el poder de la prensa se fue incrementando, y no fue hasta Reagan que, con sus mensajes televisivos y el marketing político de masas llegaba a toda la población estadounidense. Cada día se elaboraba la “line of the day”, el mensaje o historia diaria que había que llevar a través de mensajes desde la Casa Blanca hasta el público, a través de la prensa y de la televisión. Se preparaban las frases y los escenarios, las imágenes y las apariciones televisivas, que Reagan, como buen actor, interpretaba a la perfección. En posteriores elecciones, el poder de la prensa fue variable, incrementándose o diluyéndose en sucesivos años, e incrementando su politización.

En cualquier parte del mundo, la prensa es el paso intermedio entre los políticos y la ciudadanía, por sus opiniones o por sus filtros. Los mensajes directos político-población son posibles a través de la televisión o la radio, pero no es posible hacerlo todos los días. La relación personal con los votantes tampoco es demasiado plausible, a pesar de salir a la calle y saludar e interactuar. El mensaje no llega directamente.

Con la llegada de Internet, las cosas pueden cambiar, por primera vez existe una manera de ponerse en contacto directo y rápido con la ciudadanía. Obama lo entendió, con constantes envíos de mails y de mensajes a los móviles a todos aquellos que lo deseaban. Es la comunicación directa, sin intermediarios.

Parece poca cosa, pero es una revolución. Puede existir, en cierto modo, el antiguo ágora griego. No necesitamos a los medios para informarnos (o que los políticos nos informen) de sus actividades. Siempre necesitaremos sus opiniones y sus análisis, pero por primera vez podemos recibir mensajes directos de la clase política. Aparece según algunos teóricos, el quinto poder, como dijo Ignacio Ramonet: “la red como superación de los medios de comunicación tradicionales, y las posibilidades de organización social en red, serían el quinto poder -en especial la Blogosfera-, que en este caso escaparía a su ejercicio por parte del Estado y de los medios de comunicación masivos privados tradicionales y sería ejercido por la sociedad por sí misma”.

Eso sí, siempre que los políticos quieran hacerlo. Hay muchos que no entienden que la ciudadanía, en estos tiempos y en este contexto, nos hemos acostumbrado a participar, dialogar, compartir e idear conocimiento, a relacionarnos por la red a través de múltiples herramientas. En un contexto así, los políticos deben participar de la conversación o quedarán fuera, alejados de la ciudadanía y de la opinión pública.

Como indicaba Enrique Dans, hay dos miedos (o miedo a críticas) principales que explican que muchos políticos no conversen y no se impliquen en acercarse a la gente: “El político está demasiado ocupado para dedicarse a estas cosas” y “Lo que tiene que hacer es gobernar y dejarse de estas cosas”. La pregunta sería, ¿de verdad es falta de tiempo o falta de prioridades? ¿Votaré a un político que me dice que entre sus prioridades no está el comunicarse directamente con sus electores? ¿De verdad supone una mala asignación de prioridades que un político dedique tiempo a escribir (posts o frases cortas en Twitter o Facebook) para que los ciudadanos lo lean?

Fuente: e-Xaps

Una campaña de odio amenaza a Obama

In OBAMA on octubre 5, 2009 at 1:09 pm
La extrema derecha redobla su acoso tras el fiasco olímpico de Chicago

Por Yolanda Monge

Barack Obama recibe críticas por la derrota de Chicago para los Juegos Olímpicos de 2016. “No sólo fracasó en llevar el oro a casa, sino también la plata y el bronce”, asegura The New York Times. “La derrota olímpica muestra que en los asuntos mundiales los intereses son más fuertes que el encanto o la popularidad. Es mejor aprender esta lección por un evento deportivo que por las armas atómicas”, dice The Wall Street Journal.

Éstas son las críticas razonables, las que un presidente sufre cada día durante el ejercicio de su mandato. Las que exigen accountability -que se basa en la responsabilidad y en dar respuestas sobre su gestión a los ciudadanos-. Luego está la retórica anti-Obama de la extrema derecha de EE UU.

Unos ataques que van en aumento y en los que ya hay quien invita a un golpe de Estado. “Cada día gana más peso la posibilidad de que los militares tengan que intervenir como último recurso para solucionar el problema Obama”, escribe el columnista del sitio digital Newsmax, foro de encuentro en Internet de los extremistas.

Seguir Leyendo…


“La campaña de odio contra Obama” -como titula The New York Review of Books en su último número- tiene en pie de guerra a los locutores de radio, presentadores televisivos e internautas más vitriólicos de la más extrema de la derecha estadounidense. Rush Limbaugh desde su micrófono o Glen Beck -el nuevo hombre duro de los radicales- desde los estudios de la Fox llaman a la insurrección. “Nos están robando América y quizá ya sea muy tarde para salvarla”, arengaba Beck a sus seguidores en una intervención radiofónica.

El fundamentalista Limbaugh ha llegado incluso a hablar de racismo invertido y ha usado de ejemplo para acabar con la Administración demócrata un incidente en el que dos estudiantes negros golpearon a un chico blanco en un autobús. Limbaugh reclama “autobuses segregados”. “En los Estados Unidos de Obama, los chicos blancos son golpeados y los negritos aplauden”, dijo el locutor.

Beck apoya la tesis e informa a su creciente audiencia de que Obama es un racista que profesa “un odio profundamente asentado a los blancos o a la cultura blanca”. En la historia moderna de EE UU, nunca antes se había visto un movimiento de protesta de la extrema derecha como el vivido, que incluso llegó a tomar las calles que rodean el Congreso de Washington el mes pasado.

Algo peligroso está pasando y Thomas Friedman compara la actual situación que se vive en EE UU con los meses anteriores a que asesinaran a Isaac Rabin en Israel en 1995. “Ese paralelismo me revuelve el estómago. No tengo problema con las críticas razonables, vengan de la derecha o de la izquierda”, escribe Friedman en The New York Times. “Pero la extrema derecha ha comenzado a volcarse en deslegitimar el poder y crear el mismo clima que existió en Israel antes del asesinato de Rabin”.

Todo vale. Desde caricaturizar al presidente como el Joker interpretado por Heath Ledger en el último capítulo de la saga Batman; gritarle “mentiroso” en medio de una sesión del Congreso; o negar que haya nacido en EE UU y sea un ciudadano con derecho a la presidencia. ¿La última vuelta de tuerca? Una encuesta colocada en Facebook en la que se consultaba a los internautas si Obama debía “ser asesinado”. Los servicios secretos tomaron cartas en el asunto y la apuesta fue retirada, lo que deja en suspenso la respuesta.

Fuente: El País

Flickr y las hijas de Zapatero: una lección para Moncloa

In ESPAÑA, OBAMA on septiembre 28, 2009 at 4:23 pm
Por Albert Medrán

La crisis abierta por la difusión y publicación de la fotografía de las hijas del presidente Zapatero pone de manifiesto, entre otras cosas, la colisión de dos modos de entender la comunicación. No tanto por el hecho que Zapatero haya optado por proteger a sus hijas del foco de los medios y no lo hagan otros mandatarios, sino por el medio en que se ha dado este caso.

A diferencia de muchos comentarios que se han sucedido en los últimos días, este post no cubre los denigrantes insultos y vejaciones contra unas menores que se han propagado sin cesar. Tampoco es un comentario hipócrita sobre si una persona es mejor si va vestida de rosa y con lacitos. No va a ser una discusión sobre protocolo ni un alarde de patriotismo sobre la representación del Estado. Ni mucho menos un zafio comentario sobre si quién paga el viaje de la primera familia –bueno, la segunda, que primero viene la Familia Real-. El foco es el modo de entender la comunicación.

A excepción de la cuenta de Twitter @desdelamoncloa y alguna del Plan E, la presencia de Moncloa en la Red presenta grandes deficiencias. En comparación con el 10 de Downing Street, el Kremlin, la Casa Blanca o incluso el Vaticano, la comunicación del ejecutivo suspende en Internet.

Seguir Leyendo…


Desconozco si tras la fotografía alguien del Gabinete del presidente, de la embajada o del Ministerio de Exteriores se preguntó si esa foto acabaría publicada en algún lugar, pero dentro de las opciones seguro que no estaba que apareciera en un lugar como Flickr. ¿Cómo contemplar un escenario así, si la Moncloa no está presente?

Me parece más interesante esta reflexión que no si el atuendo de dos adolescentes era el adecuado. Dar información, escuchar al ciudadano y participar de la conversación no es un lujo. Tampoco es una frivolidad ni, mucho menos, algo pasajero. Porque si esta es la concepción real de Moncloa, han sido tocados en la línea de flotación desde lo que desdeñan.

Creo que Moncloa debería plantearse muy seriamente hacia dónde quiere enfocar su presencia en la Red. ¿Es de recibo que no dispongan de un canal en YouTube para colgar los vídeos del presidente, las ruedas de prensa del Consejo de Ministros o el discurso de Zapatero en Naciones Unidas? ¿Por qué no están disponibles las fotografías de los actos de la presidencia para cualquier usuario que quiera usarlas en sus blogs?

Las crisis de las fotos ha dejado bien claro que en el contexto actual la decisión ya no es una opción: ya no vale con pensar si estamos o no estamos, es una necesidad. Para conocer las amenazas debe conocerse primero el terreno y el Flickr del Departamento de Estado ha dado una lección a más de uno.

Fuente: E-Campanya

El "Photoshop" de Zapatero fue lejos y sus hijas pagaron los platos rotos

In ESPAÑA, OBAMA on septiembre 28, 2009 at 1:48 pm
Era demasiado jugoso para dejarlo escapar. Con una polémica subida de impuestos y corneado en diferentes ámbitos, la “obamanía” podía ser la solución. Y al final, pasó lo que pasó.

La controversia nació en El Semanal Digital por una primera foto que Efe decidió guardarse en el cajón de los recuerdos de las hijas del presidente en la tribuna de invitados de la ONU. Luego, otra foto en el Metropolitan Museum of Art de Nueva York, que los “pretorianos” de Zapatero quisieron hurtar nuevamente al público, elevó el asunto a debate nacional y a tormenta mediática.

El posado oficial de Laura y Alba junto a sus progenitores, José Luis Rodríguez Zapatero y Sonsoles Espinosa, y el matrimonio Obama ha desbaratado el anonimato que nuestro presidente quería convertir en derecho absoluto de sus dos hijas “góticas” adolescentes.

Hecha la instantánea, “los hombres del presidente”, en contacto con el Departamento de Estado de la Administración Obama, quisieron impedir su divulgación. La foto, de hecho, se descolgó pocos minutos después de la web gubernamental estadounidense. Pero, claro, Zapatero, con su actitud, consiguió justo lo contrario de lo que buscaba, es decir, que la opinión pública haya convertido la instantánea, gracias a Internet, en una especie de “pásalo” descontrolado que ha llegado a veces a tener ribetes carnavalescos y hasta crueles.

Seguir Leyendo…


Con todo, no debemos perder de vista lo realmente importante en toda esta historia, en la que las dos únicas perdedoras han sido las hijas del presidente. Dos adolescentes que, si nos atenemos a su estética y lo que ella comporta en cuanto a filosofía “gótica”, necesitan protección, sin duda. Aunque probablemente no es la pérdida de su intimidad el mayor de los problemas que les sobresalta.

Me parece claro, de todas maneras, que hemos asistido en este último viaje a Estados Unidos de ZP a un nuevo intento de lavado de su imagen, en un momento delicado para el líder socialista. Lavado de imagen que se le ha ido de la mano a su equipo o a él mismo. Se ha tratado de aprovechar la “obamanía” para mostrar ante la opinión pública española el paralelismo político y personal de Zapatero con Obama. Por ello era necesario, esta vez, precisamente, que viajasen a cualquier precio junto al presidente su mujer e hijas.

Los dos presidentes nacidos el mismo día (4 de agosto, si bien con un año de diferencia), políticos con “estrella”, preocupados por las energías renovables, de atractivo personal… Y, también, con una vida familiar parecida, casados con mujeres de acusado carácter, atractivas y ambos con dos hijas en edades adolescentes.

Muchas similitudes para que el equipo monclovita de comunicación las dejase escapar. Luego, claro, de ahí a deslizar, para que cale, el recado del “acontecimiento histórico planetario”, ya profetizado por Leire Pajín, ante la coincidencia de dos líderes “progresistas” a ambos lados del Atlántico, Zapatero y Obama, hay sólo un paso.

Lo malo del asunto es que la campaña promocional ha saltado por los aires. Y, peor aún, quienes han pagado los platos rotos del agresivo marketing político del presidente, por desgracia, han sido sus hijas, expuestas a los focos por su propio padre, por más que el guión original sólo buscase que fueran vistas, para que se hablase de ellas, aunque no fotografiadas.

Fuente: El Semanal digital

Una fotografía de las hijas de Zapatero con Obama siembra la polémica

In ESPAÑA, OBAMA on septiembre 28, 2009 at 12:00 am
La imagen fue colgada en la web de la Casa Blanca y retirada después a petición de La Moncloa- La Moncloa da por roto el pacto no escrito que tenía con los medios sobre el tratamiento a las hijas del presidente.

Muchos en España desconocían que el presidente del gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, tiene dos hijas, algo que se debe al empeño que él y su mujer han puesto por proteger la privacidad de su familia desde la llegada a La Moncloa, en 2004.

La única vez que se había visto a Laura y Alba en una foto fue durante las primeras vacaciones de Zapatero como presidente. Diez Minutos sacó una foto de las niñas y Zapatero y su mujer expresaron su “profundo malestar” y pidieron a la publicación que no publicaran más fotos de las hijas nunca más. Así había sido hasta.

La publicación de la foto de ayer supone la “ruptura del pacto tácito” que existía entre el jefe del Ejecutivo y los medios de comunicación para preservar la intimidad de las menores, señalaron fuentes de la Moncloa.

Seguir Leyendo…


Cinco años después de aquel encontronazo con Diez Minutos, el presidente no pudo evitar la aparición de las niñas en los medios. El país despertó ayer con una foto de Laura y Alba Zapatero junto a sus padres y Barack y Michelle Obama. Fue tomada en la recepción que el presidente de Estados Unidos ofreció en Nueva York con motivo de la Asamblea General de la ONU y la Casa Blanca la colgó en su web. Aunque la administración estadounidense la retiró tras la petición del gobierno español, el tiempo que estuvo colgada fue suficiente para que los medios españoles la reprodujesen, aunque con las caras de las niñas pixeladas.

La polémica sobre los límites entre lo público y lo privado se había abierto y se abordó en tertulias radiofónicas y televisivas, mientras en Internet se multiplicaban los comentarios sobre el atuendo de las menores: vestidos negros y largos y botas militares, una estética atribuida a la tribu urbana llamada “gótica”.

La polémica sobre el viaje de Alba y Laura a Estados Unidos estaba ya servida desde hacía unos días, cuando se supo que habían viajado en el avión oficial de Zapatero, acompañando a su padre a la Asamblea General de la ONU y a la cumbre de Pittsburgh. El PP anunció una batería de preguntas en el Congreso para saber cuánto ha costado a las arcas públicas la presencia de las niñas y de Sonsoles Espinosa en EE.UU.

Debate político

El principal partido de la oposición olvidaba así que el hecho de que la familias acompañen a los jefes de gobierno es algo muy común, pese a lo cual el de Estados Unidos es el único viaje oficial en el que su familia al completo ha acompañado a Zapatero desde que el líder socialista llegó a La Moncloa en 2004.

La propia Sonsoles Espinosa, de 47 años, se ha mantenido siempre en un riguroso segundo plano, hasta el punto de que Zapatero ha sido siempre uno de los pocos líderes internacionales que en cumbres y eventos semejantes no ha estado nunca acompañado por su mujer. En esta ocasión, Michelle Obama la había invitado expresamente a acompañar a Zapatero a Nueva York y Pittsburgh.

Si las hijas del presidente “viajan en el avión del presidente, están en el palco oficial y visitan al presidente de EE UU hay que aplicarles la misma norma que aplicamos a las hijas del rey, que si están en un viaje oficial lo lógico es que aparezcan en las fotografías oficiales”, consideró Esteban González Pons (PP).”Hay padres a los que no les importa y hay otros que prefieren preservar la intimidad de sus hijos. Es el caso de la familia del presidente y creo que hay que respetarlo”, defendió la vicepresidenta Fernández de la Vega (PSOE). El ministro de Fomento, José Blanco, apoyó a Zapatero: “Todos los padres tenemos derecho a proteger a nuestros hijos y el presidente del gobierno, también”.

Fuente: Diario de Navarra

Obama multiplica su presencia en programas de televisión para vender la reforma sanitaria

In OBAMA on septiembre 21, 2009 at 4:15 am
El presidente de Estados Unidos será entrevistado en cinco cadenas, entre ellas la hispana Univisión, y mañana acudirá al popular programa nocturno de humor de David Letterman.

Por Marc Bassets

Barack Obama, enfrascado en una reforma sanitaria que ha erosionado su popularidad y está dividiendo al país, desplegará hoy una actividad mediática inusual. El presidente de Estados Unidos será entrevistado en cinco cadenas de televisión, entre ellas la hispana Univisión. Y mañana acudirá al popular programa nocturno de humor de David Letterman.

La decisión de invadir las ondas responde a una calculada estrategia de sus asesores en la Casa Blanca, convencidos de que multiplicar la presencia de Obama es la mejor manera de comunicar su mensaje a los ciudadanos. Es una estrategia innovadora, que revoluciona algunas prácticas habituales en la comunicación política, pero también incierta. Con la presencia mediática permanente, el presidente corre el riesgo de sobreexponerse, de fatigar a sus votantes y de devaluar su figura.

Seguir Leyendo…


La ofensiva televisiva lleva al paroxismo lo que ha sido una tónica desde que en enero Obama llegó a la Casa Blanca. Ningún presidente había dado tantas entrevistas en tan poco tiempo.

Periódicos, radios y televisiones le han entrevistado 117 veces, según Mark Knoller, corresponsal de la cadena CBS en la Casa Blanca. Es decir, casi tres veces más que su antecesor, George W. Bush, durante el mismo periodo. A esto hay que sumar cuatro ruedas de prensa en horario de máxima audiencia, las mismas que dio Bush en ocho años, y múltiples conexiones en directo con mítines y discursos del presidente.

Que Obama –su oratoria, su físico, su biografía, la ilusión que ha despertado– es una marca y que esta marca vende está fuera de duda. El problema es la trivialización. Uno de los ataques que más dolieron al actual presidente durante la pasada campaña electoral fue el que le calificaba de celebridad y lo comparaba con Britney Spears y Paris Hilton.

“Lo que preocupa es que todo esto haya ido más allá de la sobreexposición y que ahora tengamos lo que yo llamo la omnipresencia de Obama”, decía en la cadena ABC, en vísperas del domingo televisivo, el estratega republicano Kevin Madden.

“Es casi imposible escapar al presidente. No ocurre sólo en las cadenas de noticias por cable. Si pones la ESPN (una cadena de deportes), sale hablando de baloncesto, y si pones la cadena Lifetime, están hablando de la ropa que Michelle Obama llevaba esta semana. Y creo que esto empieza a poner nerviosas a muchas personas”, añadió Madden.

Los asesores del presidente están convencidos de que la sobreexposición es la única manera de convencer a una masa crítica de ciudadanos en un paisaje mediático fragmentado y sin medios hegemónicos.

En Estados Unidos, la existencia de instituciones periodísticas que definan la opinión pública es cosa del pasado. Es difícil imaginar hoy una figura como la del influyente Walter Cronkite, fallecido este verano. Cuando Cronkite dijo en el telediario que era imposible ganar la guerra del Vietnam, el presidente Lyndon B. Johnson confesó que había perdido al estadounidense medio.

Las ediciones en papel de The New York Times o The Washington Post han perdido influencia a la hora de marcar la agenda. El aluvión de informaciones minuto a minuto –en televisión, en la radio o en internet– ha acabado con el ciclo informativo tradicional de 24 horas. Ahora no existe Cronkite al que el presidente pueda conceder una entrevista y llegar así a la mayoría del país. En la era de la televisión por cable, de los blogs y de Youtube, hay decenas de Cronkites, cada uno adaptado a un público específico. “

Creo que es importante que el presidente siga hablando con varios públicos de modo que alcance el máximo de personas posible para hablar de los beneficios de la reforma sanitaria”, dijo el viernes, en la rueda de prensa diaria, Robert Gibbs, el portavoz de la Casa Blanca.

Gibbs remachó: “La gente obtiene las noticias de lugares tan distintos y de medios tan distintos que el presidente deberá acostumbrarse a comunicar a través de esta fragmentación”.

Cuando Obama llegó al poder, algunos comentaristas predijeron que usaría internet –fundamental en su campaña electoral– para alcanzar a sus electores sin el tamiz de los medios de comunicación tradicionales. Y lo cierto es que el presidente se salta a los medios tradicionales en los mensajes semanales por internet, o con las fotografías propagandísticas realizadas por empleados de la Casa Blanca y no por fotógrafos independientes.

Pero la presencia, hoy, en cinco cadenas de televisión, y mañana en el programa de David Letterman, evidencia que la estrategia comunicativa de Obama pasa por los medios tradiciones. En Estados Unidos, no hay nada más tradicional que los programas políticos dominicales.

En realidad, no es internet lo que convierte a Obama en un presidente innovador, sino su capacidad para usar la nueva paleta de medios de comunicación, incluido internet, pero también los programas de toda la vida.

“Es casi un tópico decir Obama es el presidente de los nuevos medios –escribía, hace unas semanas, la periodista Jennifer Senior en la revista New York–. Pero no lo es sólo por su uso ágil de Facebook y Twitter, sino porque es el primer presidente que ha entendido las posibilidades del paisaje mediático actual, altamente veloz, denso y variado”.

Fuente: La Vanguardia

Obama califica a Kanye West de burro

In MULTIMEDIA POLÍTICA, OBAMA on septiembre 17, 2009 at 1:38 pm
El presidente de Estados Unidos, cayó víctima de la falta de seriedad de un reportero de televisión, al dar a conocer información que el hombre más poderoso del mundo había pronunciado fuera del aire.

El escándalo protagonizado por el rapero Kanye West durante la entrega de los MTV Music Awards, cuando interrumpió el discurso de Taylor Swift, sigue dando mucho de qué hablar en el medio del espectáculo y otras esferas, a tal grado, que ya hasta Barack Obama, Presidente de Estados Unidos, se pronunció al respecto, al tacharlo de burro.

Esta declaración sorprendió a propios y extraños, incluso a la propia Casa Blanca, ya que a pesar de que el presidente sí realizó ese comentario, no lo hizo para que saliera publicado, si no que lo realizó en una de las pausas de la entrevista que concedió para la cadena de televisión CNBC :

“En el proceso de reportar los comentarios hechos por el Presidente Obama durante la entrevista a la CNBC, un empleado de “ABC NEWS” twitteo prematuramente una porción de esa conversación que ha resultado ser parte de un comentario off the record durante esa entrevista. Eso estuvo mal. Pedimos disculpas a la Casa Blanca y a la CNBC, nos aseguraremos de que esto no vuelva a pasar”, declaró un portavoz de la ABC , acerca de la declaración que subió a la red el reportero Terry Morran.

Fuente: El Universal Gráfico

The New York Times compara a Obama y Chávez tras crisis en Honduras

In HONDURAS, OBAMA, VENEZUELA on septiembre 7, 2009 at 2:24 am
Señala que mientras el primero dice que fue un acto “ilegal”, el segundo “explota” y acusa a dedo.

Por: Simón Romero

Desde el momento que el golpe de estado en Honduras comenzó durante este fin de semana, el presidente venezolano Hugo Chávez ya tenía listo su guión. Dijo que las manos de Washington estaban por doquier en la expulsión, alegando que había financiado a los opositores del Presidente hondureño Manuel Zelaya, así como insinuando que la CIA pudiera haber encabezado una campaña de desinformación enfocada al apuntalamiento de los golpistas.

No obstante lo anterior, el Presidente Barack Obama condenó con firmeza el golpe, restándoles potencia a las acusaciones de Chávez. En vez de enfrascarse en acusaciones mutuas, Obama describió tranquilamente el golpe de estado como un acto “ilegal”, pronunciándose por el regreso de Zelaya al cargo. Mientras Chávez seguía presentando a Washington como el agresor del golpe, otros en Latinoamérica no pudieron verlo de esa manera.

“Obama encabeza reacción al Golpe en Honduras”, leía el encabezado de primera plana este martes en el Estado de Sao Paulo, uno de los diarios más influyentes de Brasil, cuyos lazos con Washington se están volviendo más estrechos.

Seguir Leyendo…


En años recientes, Chávez a menudo ha dado la impresión que supera a Washington con respecto a estos temas. El Presidente venezolano explotó la baja posición de la administración Bush tras la guerra en Irak y su tácita aprobación al breve golpe de estado que lo derrocó en 2002, al tiempo que responsabilizó a Estados Unidos por sus males en Venezuela y a lo largo de la región.

Ahora, este tipo de tácticas pudiera tener menos tracción, a medida que la administración Obama pugna por una solución multilateral a la crisis en Honduras y vuelve la mirada a la Organización de Estados Americanos, la OEA. Al hacerlo de esta manera, Obama se está distanciando de políticas que habían aislado a Estados Unidos en partes del hemisferio.

“Con Honduras, la administración Obama ha seguido el camino de la corriente popular, que está más sincronizado con otros países en la región”, comentó Peter DeShazo, el director del programa Américas por el Centro de Estudios Estratégicos, en Washington.

Honduras, que ha tenido estrechos nexos con Washington desde hace ya mucho tiempo atrás, ha surgido en últimas fechas como un agente de los intereses tanto de Venezuela como de Estados Unidos. Con el petróleo subsidiado, Chávez atrajo a Honduras hacia su alianza de izquierda, la Alternativa Bolivariana para las Américas. En el ínterin, Estados Unidos no eliminó la ayuda para desarrollo y de tipo militar destinada a Honduras, en un esfuerzo por mantener su influencia ahí.

Pero si bien Chávez tiene aliados en Bolivia y Ecuador que tuvieron éxito al modificar constituciones para permanecer en sus cargos por más tiempo — siguiendo su ejemplo en Venezuela — su intervención en Honduras acrecentó la tensión en dicho país. Los informes en el sentido que Venezuela había enviado un avión a Honduras la semana pasada con material electoral para un referendo en el centro del choque de Zelaya con la Suprema Corte suscitaron considerable inquietud allá.

Chávez presenta su respaldo hacia Zelaya como otro ejemplo en la defensa de su variedad de la democracia, misma que puede centrarse en firmes presidencias a expensas de otras ramas del gobierno. No obstante lo anterior, algunos países latinoamericanos se están resistiendo a la tendencia de permitirles a los líderes que extiendan su permanencia al frente de sus cargos.

En Colombia, por ejemplo, el Presidente µlvaro Uribe, populista conservador y aliado estadounidense, enfrenta dificultades en un impulso enfocado a que le den autorización de postularse nuevamente para ir en busca de un tercer mandato. Además, en Argentina, quien otrora fue el popular ex presidente Néstor Kirchner, reconoció su derrota esta semana en elecciones para el Congreso, poniendo en duda las esperanzas de que él y su esposa, la Presidenta Cristina Fernández de Kirchner, extiendan su dinastía en las siguientes elecciones presidenciales.

En el ínterin, Obama está buscando comprometer a Brasil más profundamente, y se ha informado que está considerando el nombramiento de Luiz Inacio Lula da Silva, el Presidente de izquierda del Brasil, como el director del Banco Mundial. Esta acción rompería la tradición de nominar a un estadounidense para el puesto y podría apuntalar el respaldo hacia instituciones multilaterales con sede en Washington, al tiempo que resta potencia a los intentos de Chávez por usar los ingresos del petróleo a fin de crear sus propias instituciones rivales.

De hacerse todo lo anterior mientras se ignoran las provocaciones de Chávez podría crear un riesgo para Obama, particularmente si sale a la luz información en la cual se demuestre que hay algo de verdad en los alegatos de Chávez.

El Presidente de Venezuela no olvidará que la CIA estaba enterada del golpe que lo expulsó en 2002 e incluso así no hizo nada por impedirlo, y que Washington tiene un reciente historial de suministrarle ayuda a grupos que critican a su gobierno, abriendo a Estados Unidos a acusaciones de interferencia e incluso desestabilización.

Más aún, la retórica de Chávez en contra del círculo dominante, enfocada a elites en Washington y otras partes, sigue resonando entre muchas personas aquí en Venezuela, así como en América Latina.

Sin embargo, cuando menos por ahora, todo parece indicar que la diplomacia sin enfrentamientos por parte de Chávez sorprendió a Chávez fuera de balance. “Chávez está empezando a entender que está tratando con alguien que tiene un enfoque muy diferente al de su predecesor”, comentó Michael Shifter, el vicepresidente del Diálogo Interamericano, grupo con sede en Washington dedicado a la investigación estratégica.

El desmesurado papel de Chávez en la crisis hondureña, la cual se relacionaba con amenazas de guerra su la Embajada de Venezuela en Honduras fuera cateada, revela los límites de la influencia de Venezuela en el hemisferio a medida que Estados Unidos recalibra sus estrategias en una forma que evoca la pragmática diplomacia de la otra potencia de la región, Brasil.

Una vez que el polvo se haya asentado en Honduras, la alianza de Chávez seguirá incluyendo a algunas de las naciones más pobres y plagadas de conflicto en la región, como Bolivia y Nicaragua, al tiempo que países más grandes optan por otras sendas hacia el desarrollo.

En el ínterin, las amenazas de beligerancia en Centroamérica por parte Chávez dieron lugar a que un partido político de la oposición local, Acción Democrática, emitiera una declaración el lunes de esta semana que rezumaba ironía: “Hugo Chávez se ha convertido en el George (W.) Bush de América Latina”.

Fuente: El Espectador