thecommunicationslab

Archive for the ‘VENEZUELA’ Category

Urge mediar en Honduras

In COSTA RICA, HONDURAS, NICARAGUA, VENEZUELA on septiembre 24, 2009 at 2:00 pm
El inesperado regreso del depuesto presidente Zelaya agrava la crisis del país centroamericano.

La inesperada reaparición en Tegucigalpa del depuesto presidente de Honduras, tras casi tres meses de exilio, ha sacado bruscamente de su adormecimiento la crisis política del país centroamericano. En su capital, de nuevo bajo toque de queda, se reproducían ayer los enfrentamientos entre la policía y los simpatizantes de Manuel Zelaya, refugiado en la Embajada de Brasil. Lula ha apelado al entendimiento urgente entre hondureños y justificado en los usos democráticos de Brasil -que reafirma con este protagonismo lejos de sus fronteras su vocación de poder regional- el asilo temporal al presidente expulsado. Zelaya, sin embargo, debería saber que una legación diplomática no es lugar adecuado para llamar a la insurrección.

Nada hay más importante ahora en Honduras que evitar el derramamiento de sangre. Pese a las sanciones económicas impuestas por Estados Unidos y la Unión Europea y el aislamiento diplomático de la Organización de Estados Americanos, el presidente de hecho de Honduras, Roberto Micheletti, instalado por el Congreso de su país, ha rechazado repetidamente un acuerdo. El desafío no sólo cuesta a la empobrecida y desarticulada Honduras millones en ayuda internacional. Micheletti creía ir ganando la batalla del olvido y apostaba por un descenso de la presión exterior tras la elección presidencial prevista en noviembre. La presencia de Zelaya en Tegucigalpa altera esos planes y multiplica el peligro de que el conflicto de poderes en el pequeño país pueda convertirse en una confrontación más amplia y de carácter regional. No en vano en Honduras juegan sus cartas Venezuela, Cuba o Nicaragua, entre otros caracterizados actores.

Si el golpe de Estado de junio fue absolutamente condenable, igualmente lo sería intentar darle la vuelta mediante la violencia. La dividida Honduras no tiene en estos momentos otra salida mejor que una mediación cualificada, preferentemente regional. Quizá ha llegado el momento de volver a una versión revisada del plan del presidente de Costa Rica, que apoyó en verano la OEA y rechazaron Micheletti y, en menor medida, Zelaya. Óscar Arias contemplaba en julio que el jefe de Estado depuesto regresara a la presidencia con poderes reducidos, un Gobierno de unidad y supervisión internacional. Unas elecciones presidenciales adelantadas sentenciarían la situación.

Fuente: El País

Anuncios

Aznar y Chávez: molestan con sus declaraciones

In AMÉRICA LATINA, ESPAÑA, VENEZUELA on septiembre 17, 2009 at 1:26 pm
Como dice el refrán “como dos gotas de agua” no por el parecido físico, sino por las declaraciones e intromisiones en asuntos externos a su país a las que últimamente nos tienen acostumbrados. Parece que “no se pueden ni ver” por las acusaciones mutuas desde el supuesto intento golpe de Estado en 2002 en Venezuela, pero coinciden mucho en el hecho de inmiscuirse en asuntos externos a su país. Las comparaciones son odiosas, imagino que está mucho más, pero el ex-presidente español José María Aznar y el presidente venezolano Hugo Chávez cada vez que hay elecciones en América Latina se prestan para opinar sobre el candidato de su preferencia.

Desde que salió del gobierno español y más aún desde que es Presidente de la Faes, José María Aznar, participa como ponente en foros de todo el mundo, con su particular ingles como “experto” en asuntos económicos. Cuando acude de invitado por organismos, partidos políticos o gobiernos de su línea política “la derecha”, utiliza todo su arsenal ideológico para asechar en contra de los personajes y gobiernos de izquierda, sin que cause mayor revuelo, cosa que no sucede igual cuando opina Hugo Chávez acerca de sus preferencias políticas en tiempo de elecciones, especialmente en América, y que es criticado duramente por apoyar a un candidato.

En Chile el gobierno de Michelle Bachelet y el candidato oficialista Eduardo Frei están hechando chispas y criticando duramente a Aznar por asegurar en un encuentro que “estaba feliz de compartir con el próximo presidente de Chile”, Sebastián Piñera del partido de derecha chilena.

Seguir Leyendo…


Según las últimas declaraciones de Aznar, existen “dictaduras más o menos encubiertas” en América Latina, que permiten reelecciones que utilizan mecanismos democráticos para vaciar la democracia desde dentro”, refiriéndose, aunque sin mencionar, a las reformas a la Constitución que han realizado Venezuela, Ecuador, Bolivia, para reelecciones presidenciales, pero no a la de Colombia, que últimamente reformó la Carta Magna para que Álvaro Uribe pueda ser candidato por tercera vez, porque este es un gobierno amigo y ahí no hay crítica ni dictaduras encubiertas.

Lo que esta claro, es que Aznar y Chávez se inmiscuyen en asuntos ajenos a su país, lo anecdótico es que muchas de las veces ese apoyo se convierte en ventaja para el otro partido o candidato, y en lugar de hacerles un favor con sus declaraciones, les restan apoyo. Lo que si hay que recordarle al ex-presidente español, cual es la línea política que en los últimos años viene imperando en America Latina y que las intromisiones en asuntos internos ya no son tan bienvenidas aunque lleguen desde la Europa de las “luces”.

Fuente: Hablando de Inmigración

Latinoamerica: un año de maratón electoral

In AMÉRICA LATINA, ARTÍCULOS Y MÁS, BOLIVIA, BRASIL, CHILE, COLOMBIA, COSTA RICA, ECUADOR, HONDURAS, MÉXICO, VENEZUELA on septiembre 15, 2009 at 1:35 pm
Por Rogelio Nuñez

América Latina se prepara para vivir entre octubre de 2009 y octubre de 2010 un maratón electoral: el día 25 del próximo mes las elecciones presidenciales de Uruguay abren la carrera y Brasil cerrará un año después el círculo escogiendo al sucesor de Lula da Silva. Entre medias habrá comicios presidenciales en Honduras, Chile, Bolivia, Costa Rica y Colombia, así como legislativas en Venezuela.

Siete elecciones presidenciales que mostrarán la diversidad de procesos por los que atraviesa América Latina, donde conviven gobiernos del nacionalismo populista (Hugo Chávez), de izquierda reformista (Michelle Bachelet o Lula) y liberal-conservadores (Felipe Calderón o Álvaro Uribe).

Lo primero que cabe destacar es, como recuerda a Infolatam el vicerrector de Relaciones Internacionales y Cooperación de la Universidad de Salamanca, Manuel Alcántara, que “aplicar el término ciclo político a América Latina reproduce la habitual confusión que se genera cuando se ve a la región como un todo homogéneo”.

Seguir Leyendo…


El profesor Alcantara añade que “ahora se vuelve a hablar del “nuevo ciclo” que abren las elecciones uruguayas del próximo mes de octubre sin tenerse en cuenta las presidenciales celebradas en la primera mitad de este año en El Salvador, Panamá y Ecuador, y ello es así porque el calendario electoral latinoamericano marca tiempos difícilmente homogeneizables”.

Sin embargo, este periodo marcará la continuidad de varias tendencias políticas y electorales en América Latina que van mucho más allá del manido “giro a la izquierda”. Más que de ese giro hay que hablar de tres grandes tendencias regionales que vienen reproduciéndose desde inicios de la actual década:

1-La consolidación del nacionalismo populista

2009 ha consolidado en el poder a los dirigentes nacionalpopulistas: Hugo Chávez ganó el referendum de febrero que le permite optar a la reelección indefinida y Rafael Correa consiguió la reelección en los comicios de abril. Los “socialistas del siglo XXI” van a tener en 2009 un baja: Honduras ya no va a estar más en la órbita del chavismo.

Un golpe de estado desalojó del poder a Manuel Zelaya en junio de 2009 y el zelayismo no tiene visos de lograr ganar las elecciones presidenciales del 29 de noviembre ya que los dos grandes favoritos, Porfirio Lobo del conservador Partido Nacional, y Elvin Santos del Partido Liberal no seguirían por la senda abierta por Zelaya.

Pese a la pérdida de un aliado como Honduras, el nacionalismo populista parece tener buena salud en la región y la previsible victoria de Evo Morales en las presidenciales del 6 de diciembre en Bolivia lo confirmaría. Si bien el centroderecha y los departamentos del Oriente parecen haber encontrado un líder en Manfred Reyes Villa, Morales es el gran favorito para ganar.

En 2010 Hugo Chávez afrontará unas elecciones legislativas claves: ya no tendrá una Asamblea completamente chavista como hasta ahora (en 2005 la oposición no concurrió a los comicios) y de ganar la oposición bloquearía las reformas radicales que impulsa su gobierno. Sin embargo, el chavismo parte como favorito para ganar.

Tanto Flavia Freidenberg, subdirectora del Instituto de Iberoamérica, como Ángel Soto,profesor de la chilena Universidad de los Andes, coinciden en asegurar a Infolatam que una de las razones de la permanencia en el poder de los Chávez, Morales y Correa es la debilidad de la oposición. Para Soto, “la derecha de esos países carece de un programa alternativo más allá de la crítica”.

Para Freidenberg, “un elemento común de muchos de los gobiernos actuales es no contar con una oposición real. Correa en Ecuador, Chávez en Venezuela, e incluso durante bastante tiempo los Kirchner en Argentina no cuentan (o han contado) con una oposición real. Esto ha minado los espacios de diálogo y han llevado a que la legitimidad de las urnas de proyectos de corte hegemónico disminuyera las posibilidades reales de los que pensaban distinto a manifestar sus críticas. Esto, a corto y largo plazo, disminuyen el pluralismo político y afectan a la democracia”.

Para 2011 queda una de las grandes bazas del populismo: conquistar Perú aprovechando que Alan García no puede presentarse y no tiene delfín. Ante el tirón electoral de Ollanta Humala, sobre todo en el sur. Luis Castañeda Lossio se perfila como el candidato liberal-conservador ideal para detener el ascenso de Humala y de la hija de Alberto Fujimori, Keiko.

2- El avance del centroderecha

Más allá de quién gane las elecciones en Chile previstas para el 13 de diciembre, el país andino demostrará que la realidad latinoamericana es muy plural. Si triunfa Sebastián Piñera el centroderecha regional ganaría un nuevo representante que se uniría a Felipe Calderón y a Álvaro Uribe.

Si en la segunda vuelta, enero de 2010, Piñera fuera derrotado por Eduardo Frei, la izquierda reformista seguiría fuertemente asentada en Chile en clara sintonía con el Brasil de Lula da Silva. Incluso una muy poco probable victoria de Marco Enríquez-Ominami significaría más un triunfo del reformismo progresista que de un chavismo a la chilena, del cual ME-O está muy alejado.

El centroderecha asimismo tiene muchas opciones de ganar en otros dos países: uno de ellos es Uruguay, donde el Frente Amplio del exguerrillero José Mujica lidera las encuestas con el 46%. Pero en una posible segunda vuelta Luis Alberto Lacalle (34%) podría recibir los votos colorados (10%) e incluso de los indecisos que rechazan apoyar al izquierdista Frente Amplio (2%). Eso ya ocurrió en 1999 cuando blancos y colorados votaron juntos a Jorge Batlle para evitar el triunfo de la izquierda del actual presidente Tabaré Vázquez.

En Brasil, pese a la enorme popularidad de Lula da Silva, el gobernador de Sao Paulo, José Serra, podría llegar al Palacio de Planalto de confirmarse su candidatura. Serra, líder del opositor Partido de la Social Democracia Brasileña (PSDB), tiene hoy en las encuestas el 39,5 por ciento de los votos, el doble de los de Dilma Rousseff, la candidata que respalda el presidente brasileño. Serra tendría el 49,9 por ciento de las intenciones de voto en una segunda vuelta, frente al 25 por ciento de Rousseff.

El centroderecha tiene la victoria asegurada en Colombia. Si como todo indica Álvaro Uribe busca la reelección, el actual presidente ganaría sin problemas ya que el 70 por ciento de los colombianos son favorables al presidente. De no ser él, el uribismo sin Uribe, que encarna Juan Manuel Santos o incluso Andrés Felipe Arias, parte como favorito frente a un debilitado liberalismo o un dividido y radicalizado Polo.

Incluso para algunos analistas, como Flavia Freidenberg, esa lista de líderes centroderechistas debería ampliarse con la figura de Alan García, cuyas políticas están muy alejadas de sus medidas populistas de los años 80. Ahora apuesta por el librecomercio y admira el modelo económico chileno.

3- La fuerza de la izquerda moderada y reformista

Gobiernos como el de Lula da Silva o el de Michelle Bachelet tienen claros herederos: Dilma Rousseff pese a estar tan lejos en las encuestas es posible que vaya remontando una vez que se inicie la campaña y Lula la arrope con su prestigio y una popularidad del 76,8%..

Bachelet tiene en Eduardo Frei a un candidato que, pese a todo, ha conseguido unir a la mayoría de la Concertación y que representa el continuismo y la experiencia de sus seis años de gobierno (1994-2000). Las victorias de Rousseff y de Frei confirmarían que la izquierda moderada goza de muy buena salud.

En Uruguay, José Mujica encabeza sólidamente las encuestas. Su perfil de exguerrillero tupamaro y su lenguaje populachero le sitúan más cerca de la izquierda radical. Pero su comportamiento desvela su verdadero talante. Su compañero de fórmula es un moderado, Danilo Astori y Mujica ha decidido darle el control de la economía como “un gesto como para decirle al establishment: política sin barquinazos, sin cambios bruscos ni nada por el estilo”.

Además, Astori (pro librecomercio) llevará las relaciones con Estados Unidos: “Estados Unidos es muy importante como para darse el lujo de ignorarlo en una pequeña república. Y menos, tener prejuicios. Para qué sirven los prejuicios si no dan resultados prácticos”. El propio Mujica se ha mostrado más cercano a Lula que a Chávez: Hay una posición filosófica e inteligente de Lula, que es tratar de negociar los conflictos, resolverlos por la vía de la negociación…Da mucho más resultado esa política de negociación. Atempera más”.

Donde la izquierda moderada lleva todas las de ganar es en Costa Rica. Óscar Arias tiene en Laura Chinchilla a una candidata perfecta para continuar sus políticas reformistas ya que aventaja en casi en 20 puntos a su principal rival, Otton Solís.

En general, como advierte el experto latinoamericanista Manuel Alcántara, todos estos procesos “vendrán marcados no tanto por un componente externo regional sino por elementos propios de las dinámicas nacionales de cada país. Habrá cierto continuismo en Uruguay, el cambio puede producirse en Chile, Costa Rica y Brasil, dando paso a la alternancia política que no se dio en las elecciones inmediatamente anteriores. Factores que tienen que ver más con el agotamiento de fórmulas clásicas y no tanto derivados de los efectos de la crisis desempeñarán un papel importante”.

De la misma manera, el latinoamericanista chileno Ángel Soto advierte sobre la falta de profundización de la democracia en la región que en ocasiones no va más allá del ejercicio del voto: “en varios países el caudillismo aplasta a las instituciones y los mecanismos de control desaparecen”.

Fuente: Infolatam

The New York Times compara a Obama y Chávez tras crisis en Honduras

In HONDURAS, OBAMA, VENEZUELA on septiembre 7, 2009 at 2:24 am
Señala que mientras el primero dice que fue un acto “ilegal”, el segundo “explota” y acusa a dedo.

Por: Simón Romero

Desde el momento que el golpe de estado en Honduras comenzó durante este fin de semana, el presidente venezolano Hugo Chávez ya tenía listo su guión. Dijo que las manos de Washington estaban por doquier en la expulsión, alegando que había financiado a los opositores del Presidente hondureño Manuel Zelaya, así como insinuando que la CIA pudiera haber encabezado una campaña de desinformación enfocada al apuntalamiento de los golpistas.

No obstante lo anterior, el Presidente Barack Obama condenó con firmeza el golpe, restándoles potencia a las acusaciones de Chávez. En vez de enfrascarse en acusaciones mutuas, Obama describió tranquilamente el golpe de estado como un acto “ilegal”, pronunciándose por el regreso de Zelaya al cargo. Mientras Chávez seguía presentando a Washington como el agresor del golpe, otros en Latinoamérica no pudieron verlo de esa manera.

“Obama encabeza reacción al Golpe en Honduras”, leía el encabezado de primera plana este martes en el Estado de Sao Paulo, uno de los diarios más influyentes de Brasil, cuyos lazos con Washington se están volviendo más estrechos.

Seguir Leyendo…


En años recientes, Chávez a menudo ha dado la impresión que supera a Washington con respecto a estos temas. El Presidente venezolano explotó la baja posición de la administración Bush tras la guerra en Irak y su tácita aprobación al breve golpe de estado que lo derrocó en 2002, al tiempo que responsabilizó a Estados Unidos por sus males en Venezuela y a lo largo de la región.

Ahora, este tipo de tácticas pudiera tener menos tracción, a medida que la administración Obama pugna por una solución multilateral a la crisis en Honduras y vuelve la mirada a la Organización de Estados Americanos, la OEA. Al hacerlo de esta manera, Obama se está distanciando de políticas que habían aislado a Estados Unidos en partes del hemisferio.

“Con Honduras, la administración Obama ha seguido el camino de la corriente popular, que está más sincronizado con otros países en la región”, comentó Peter DeShazo, el director del programa Américas por el Centro de Estudios Estratégicos, en Washington.

Honduras, que ha tenido estrechos nexos con Washington desde hace ya mucho tiempo atrás, ha surgido en últimas fechas como un agente de los intereses tanto de Venezuela como de Estados Unidos. Con el petróleo subsidiado, Chávez atrajo a Honduras hacia su alianza de izquierda, la Alternativa Bolivariana para las Américas. En el ínterin, Estados Unidos no eliminó la ayuda para desarrollo y de tipo militar destinada a Honduras, en un esfuerzo por mantener su influencia ahí.

Pero si bien Chávez tiene aliados en Bolivia y Ecuador que tuvieron éxito al modificar constituciones para permanecer en sus cargos por más tiempo — siguiendo su ejemplo en Venezuela — su intervención en Honduras acrecentó la tensión en dicho país. Los informes en el sentido que Venezuela había enviado un avión a Honduras la semana pasada con material electoral para un referendo en el centro del choque de Zelaya con la Suprema Corte suscitaron considerable inquietud allá.

Chávez presenta su respaldo hacia Zelaya como otro ejemplo en la defensa de su variedad de la democracia, misma que puede centrarse en firmes presidencias a expensas de otras ramas del gobierno. No obstante lo anterior, algunos países latinoamericanos se están resistiendo a la tendencia de permitirles a los líderes que extiendan su permanencia al frente de sus cargos.

En Colombia, por ejemplo, el Presidente µlvaro Uribe, populista conservador y aliado estadounidense, enfrenta dificultades en un impulso enfocado a que le den autorización de postularse nuevamente para ir en busca de un tercer mandato. Además, en Argentina, quien otrora fue el popular ex presidente Néstor Kirchner, reconoció su derrota esta semana en elecciones para el Congreso, poniendo en duda las esperanzas de que él y su esposa, la Presidenta Cristina Fernández de Kirchner, extiendan su dinastía en las siguientes elecciones presidenciales.

En el ínterin, Obama está buscando comprometer a Brasil más profundamente, y se ha informado que está considerando el nombramiento de Luiz Inacio Lula da Silva, el Presidente de izquierda del Brasil, como el director del Banco Mundial. Esta acción rompería la tradición de nominar a un estadounidense para el puesto y podría apuntalar el respaldo hacia instituciones multilaterales con sede en Washington, al tiempo que resta potencia a los intentos de Chávez por usar los ingresos del petróleo a fin de crear sus propias instituciones rivales.

De hacerse todo lo anterior mientras se ignoran las provocaciones de Chávez podría crear un riesgo para Obama, particularmente si sale a la luz información en la cual se demuestre que hay algo de verdad en los alegatos de Chávez.

El Presidente de Venezuela no olvidará que la CIA estaba enterada del golpe que lo expulsó en 2002 e incluso así no hizo nada por impedirlo, y que Washington tiene un reciente historial de suministrarle ayuda a grupos que critican a su gobierno, abriendo a Estados Unidos a acusaciones de interferencia e incluso desestabilización.

Más aún, la retórica de Chávez en contra del círculo dominante, enfocada a elites en Washington y otras partes, sigue resonando entre muchas personas aquí en Venezuela, así como en América Latina.

Sin embargo, cuando menos por ahora, todo parece indicar que la diplomacia sin enfrentamientos por parte de Chávez sorprendió a Chávez fuera de balance. “Chávez está empezando a entender que está tratando con alguien que tiene un enfoque muy diferente al de su predecesor”, comentó Michael Shifter, el vicepresidente del Diálogo Interamericano, grupo con sede en Washington dedicado a la investigación estratégica.

El desmesurado papel de Chávez en la crisis hondureña, la cual se relacionaba con amenazas de guerra su la Embajada de Venezuela en Honduras fuera cateada, revela los límites de la influencia de Venezuela en el hemisferio a medida que Estados Unidos recalibra sus estrategias en una forma que evoca la pragmática diplomacia de la otra potencia de la región, Brasil.

Una vez que el polvo se haya asentado en Honduras, la alianza de Chávez seguirá incluyendo a algunas de las naciones más pobres y plagadas de conflicto en la región, como Bolivia y Nicaragua, al tiempo que países más grandes optan por otras sendas hacia el desarrollo.

En el ínterin, las amenazas de beligerancia en Centroamérica por parte Chávez dieron lugar a que un partido político de la oposición local, Acción Democrática, emitiera una declaración el lunes de esta semana que rezumaba ironía: “Hugo Chávez se ha convertido en el George (W.) Bush de América Latina”.

Fuente: El Espectador

El Chávez de Oliver Stone

In AMÉRICA LATINA, VENEZUELA on septiembre 2, 2009 at 10:11 am
El director estadounidense Oliver Stone vuelve a mostrar América Latina a través de su particular ojo con un documental sobre la figura de Hugo Chávez y otros presidentes de la región.

“Al sur de la frontera” muestra el surgimiento de la nueva izquierda latinoamericana y será presentada este miércoles fuera de concurso en la célebre Mostra de cine de Venecia, que se extenderá hasta el 12 de septiembre.

Muchos prevén que el documental genere revuelo por mostrar una imagen demasiado positiva del mandatario venezolano y, según temen sus detractores, ocultar su lado negativo.

El director de 62 años, ganador de tres premios Oscar, ha manifestado su apoyo a Chávez y ha dicho que el mandatario venezolano “no es el enemigo público número uno”.

“Creo que es un personaje extremadamente dinámico y carismático” dijo Stone al diario Los Angeles Times. “Pero cuando regreso a EE.UU. escucho historias terribles sobre el ‘dictador’, el ‘malo’, la ‘amenaza a la sociedad estadounidense’”.

Seguir Leyendo…


“Creo que el proyecto comenzó siendo una respuesta a la demonización que hacen los medios de EE.UU. de los líderes latinoamericanos”, agregó el director.

El filme continúa la saga de documentales biográficos que ha realizado Stone: “W”, sobre George W. Bush, y dos documentales sobre Fidel Castro: “Comandante” y “Looking for Fidel”.

Varios críticos aseguraron que “Looking for Fidel” fue una respuesta un poco más objetiva a “Comandante”, que fue calificada por muchos como una entrevista demasiado permisiva con Fidel Castro.

Líderes latinos
La película que estrena Stone en el festival de Venecia incluye escenas en la casa familiar donde Chávez pasó su infancia y entrevistas en las que el venezolano analiza temas internacionales y petroleros, el socialismo y el pensamiento de Simón Bolívar.

Stone, que estuvo en Venezuela en diciembre de 2007 para preparar el documental, también visitó a otros presidentes sudamericanos.

Se lo podrá ver en la pantalla abrazando a Chávez, mascando hojas de coca con el presidente boliviano, Evo Morales, y preguntándole a la mandataria argentina Cristina Fernández de Kirchner cuántos pares de zapatos tiene.

También aparecen entrevistados el presidente de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, el ecuatoriano Rafael Correa, el cubano Raúl Castro y el paraguayo Fernando Lugo.

El festival de Venecia ofrecerá la plataforma a la crítica sobre la mirada de Stone. La gran pregunta es si tal y como pasó con “Comandante”, el director estadounidense tendrá que hacer una segunda parte de su visión de Chávez y la revolución bolivariana.

Fuente: BBC

¿Aislar a Honduras o parar a Chávez?

In AMÉRICA LATINA, ARTÍCULOS Y MÁS, COLOMBIA, ECUADOR, HONDURAS, NICARAGUA, VENEZUELA on agosto 27, 2009 at 9:12 pm
Por Joaquín Villalobos

Hay ilegalidades y arbitrariedades indiscutibles en el derrocamiento del presidente Zelaya, pero Honduras no es Bélgica y ha cambiado, pero no tanto. No se trata de estar a favor o en contra de un golpe por simpatías ideológicas, un golpe de Estado es negativo por sí mismo, pero es necesario entender la realidad para evitar agravar un problema en vez de resolverlo.

Fue irresponsable que la comunidad internacional no actuara antes de un golpe que se veía venir claramente. Previo a éste, las noticias hacían comparaciones entre el número de efectivos de la policía y del ejército y suponían que la policía apoyaría al presidente.

La cultura democrática en Latinoamérica está todavía lejos de estar arraigada. En Venezuela, después de 40 años de democracia, apareció Chávez, y en los últimos 17 años han caído gobiernos en cinco países del continente. Hay todavía grandes debilidades sociales, procesos de inclusión incompletos y el aprendizaje democrático de los ciudadanos y de los políticos ocurre sólo de forma gradual y casi siempre con retrocesos. Basta ver el caso de Putin como “hombre fuerte” de la “democracia” rusa, sin embargo a nadie se le ocurre aislar a Rusia por sus debilidades democráticas.

Seguir Leyendo…


Este golpe no es igual que los del pasado, ahora los militares no fueron el actor central sino el instrumento de un conflicto entre los tres poderes del Estado, no hay que confundir la forma con el contenido; segundo, no está planteada una interrupción democrática, en Honduras seguirán habiendo elecciones libres; tercero, hay una correlación de fuerzas interna en la que es obvio que el presidente es el eslabón más débil, es decir que Zelaya es fuerte afuera y los golpistas adentro. Esto último hace que la acción internacional se esté convirtiendo en imposición sobre una mayoría.

Los anuncios de gobernantes de ir a Honduras a restablecer a Zelaya en el gobierno, se vuelven así provocaciones que incentivan la lucha callejera de ambos bandos y ese no es el papel de la comunidad internacional. Aislar a Honduras polariza más a hondureños y centroamericanos.

Las derechas económicas y políticas de la región se han alineado con el nuevo gobierno y esto se puede extender a todo el continente, porque no sólo se trata de definir posición frente al golpe, sino también frente a Chávez. El factor causal es la polarización, el golpe fue la consecuencia. Las reacciones de retirar embajadores, cerrar fronteras y otras similares, por atacar la consecuencia agravan la causa.

Con imágenes de tanques y soldados reviviendo memorias y pasiones, es costoso decir que lo que en realidad ocurrió en Honduras es que le pusieron un alto a la intromisión de Chávez. La ilegalidad con la que actuaron los políticos y los militares hondureños responde a la realidad de una transición democrática incompleta en ese país, pero no hay que equivocarse, Honduras es la víctima, Chávez el victimario y Zelaya un pobre ingenuo que fue utilizado para crear este conflicto.

Cuando los militares colombianos cruzaron la frontera con Ecuador fue un escenario similar, Colombia era la víctima, el campamento más estratégico de las FARC estaba en territorio ecuatoriano, pero el pecado formal fue meterse a otro país.

Recientemente Perú tuvo más de 20 muertos en un conflicto indígena, la mayoría policías, en este hecho también había intromisión chavista y a esto se pueden agregar la maleta con dinero en Argentina, el apoyo a Ollanta Humala en Perú, a las FARC colombianas y al FMLN de El Salvador.

Sin el dinero de Chávez, Daniel Ortega no hubiera podido realizar un fraude electoral en Nicaragua. En los años 60, 70 y 80, Cuba tuvo una política de apoyar insurgencias que peleaban contra dictaduras, esto fue parte de su defensa estratégica frente a los ataques de EE.UU. Sin embargo, Chávez desestabiliza democracias sin que nadie esté atacando a Venezuela, no hay bloqueo, no hay contra, no hay atentados y EE.UU. sigue siendo su principal comprador de petróleo.

La participación de Chávez, Ortega y Correa en el intento de retorno de Zelaya a Honduras, son parte de una política de gobernar hacia afuera, creando o acrecentando los conflictos de otros, en vez de resolver problemas en sus países.

El uso de la cadena venezolana Telesur para coordinar “diplomacia” con lucha callejera, el involucramiento de aviones y pilotos venezolanos y los llamados a la rebelión hablan por sí mismos; Chávez necesita hondureños muertos. El problema es que guste o no el aislamiento internacional abona al riesgo de violencia.

Lo que se necesita es una política de mediación que ayude a la reconciliación entre los hondureños y no acciones supuestamente diplomáticas que contribuyan a la confrontación. Es necesario persuadir, no imponer y lo más importante hay que ver todo el problema y no sólo este golpe.

Quizás lo de Honduras se resuelva negociando, pero sólo es cuestión de tiempo para que Chávez provoque otro conflicto en otro lugar y quizás otro gobierno se decida a pararlo rompiendo normas como ya lo hizo Colombia y ahora Honduras.

No puede la comunidad internacional exigirle a Honduras restituir a Zelaya, sin hacer nada con el fraude que hizo Ortega en Nicaragua y sin hacer nada para ponerle alto al intervencionismo de Chávez.

Chávez, menos dos puntos

In AMÉRICA LATINA, ARGENTINA, BOLIVIA, BRASIL, COLOMBIA, ECUADOR, HONDURAS, MÉXICO, NICARAGUA, PANAMÁ, PERÚ, VENEZUELA on agosto 20, 2009 at 1:31 pm
Por Maria Elvira Samper en Cambio

En el campo internacional —para no mencionar la situación doméstica en progresivo deterioro—, el presidente Chávez va de revés en revés a juzgar por los desarrollos de dos polémicos asuntos recientes: el golpe en Honduras y el acuerdo de cooperación militar Colombia-Estados Unidos.

Asumió el liderazgo para el regreso de Zelaya a Tegucigalpa pero van a cumplirse dos meses del golpe y ‘Mel’ sigue como alma en pena y con las esperanzas cada vez más reducidas de recuperar la Presidencia, así jure sobre la bandera patria que terminará su período constitucional. Menos un punto para Chávez.

En cuanto al acuerdo de cooperación militar Colombia-Estados Unidos, el beligerante Hugo Rafael no logró su propósito de que Unasur condenara a Colombia. Por encima de su beligerancia y su retórica antiimperialista, de su paranoia y de sus alarmas por los vientos de guerra que supuestamente empiezan a correr en la región, se impuso la moderación. Menos dos puntos para Chávez.

Seguir Leyendo…


La mesura se impuso no necesariamente como resultado de la “gira muda” del presidente Uribe y su Canciller —tardía y reactiva—, sino gracias al liderazgo del presidente ‘Lula’, más inteligente, pragmático y efectivo que el vocinglero y paranoico mandatario venezolano. ‘Lula’ no solo entiende que una organización que aún está en pañales no puede dar sus primeros pasos con sus miembros dándose trompadas, sino que sigue jugando un importante papel estabilizador en la región.

Contrario a la idea de que en América Latina avanzan los movimientos que simpatizan con la línea ideológica de Chávez, la realidad es muy distinta. Basta consultar los resultados de las encuestas y de las elecciones recientes para confirmarlo. En Panamá, un empresario de centro derecha, Ricardo Martinelli, fue elegido presidente en mayo. En Argentina, el ex presidente Kirchner mordió el polvo en las elecciones legislativas de junio, lo que podría significar el principio del fin de su dinastía en las presidenciales de 2011. En México, el izquierdista PRD fue vapuleado en las elecciones legislativas de julio. En Perú, la hija de Fujimori (Keiko) y Luis Castañeda superan en las encuestas a Ollanta Humala, próximo a la línea chavista. En Costa Rica, el triunfo en 2010 se vaticina para Laura Chinchilla del mismo partido centrista de Óscar Arias.

En El Salvador, Guatemala y Paraguay, sus zurdos gobernantes han tomado prudente distancia del venezolano, y en Chile y Brasil, pese a que ‘Lula’ y Bachelet están lejos del chavismo, las encuestas para las presidenciales del año entrante favorecen a los candidatos de derecha o de centro. En Chile, el favorito es el derechista Sebastián Piñera, un empresario millonario. En Brasil, el centrista José Serra, gobernador del estado de São Paulo, supera a Dilma Rousseff, la candidata que apoya ‘Lula’. Y en Colombia, sobra decir que Uribe juega si pasa el referendo y las encuestas lo muestran ganador. De lo contrario, el favorito es por ahora Juan Manuel Santos, halcón y contradictor de Chávez como Uribe.

En resumen, el modelo chavista solo ha ‘pegado’ en Ecuador, Bolivia y Nicaragua. El liderazgo de Chávez es más mediático que otra cosa aunque de todas maneras produce marejadas y turbulencias. Según una encuesta hecha en abril por la firma Zogby y las revistas Newsweek y Poder con jóvenes entre 18 y 29 años de América Latina y Estados Unidos, el 66 por ciento considera que Chávez es el líder menos apropiado para la región. Lo dicen los jóvenes que, por lo menos en Venezuela, se han convertido en la punta de lanza de la oposición.

Fuente: Long Island al día

Venezuela: La Asamblea venezolana pone freno a la ‘ley mordaza’ de Chávez

In VENEZUELA on agosto 9, 2009 at 12:10 am
La norma especial de Delitos Mediáticos no encuentra consenso en la comisión de Medios del Parlamento, dominado por los oficialistas

La Asamblea venezolana puso freno a la polémica Ley Especial de Delitos Mediáticos, al no hallar consenso en la comisión de Medios que iba a discutirla, ha anunciado este jueves su presidenta, Cilia Flores. “La ley que era propuesta por la Fiscal del Ministerio Público no tuvo consenso y no es proyecto de Ley que esté en nuestra agenda legislativa”, ha dicho Flores en declaraciones ofrecidas por la cadena de televisión Globovisión.

La Asamblea venezolana puso freno a la polémica Ley Especial de Delitos Mediáticos, al no hallar consenso en la comisión de Medios que iba a discutirla, ha anunciado este jueves su presidenta, Cilia Flores. “La ley que era propuesta por la Fiscal del Ministerio Público no tuvo consenso y no es proyecto de Ley que esté en nuestra agenda legislativa”, ha dicho Flores en declaraciones ofrecidas por la cadena de televisión Globovisión.

Seguir Leyendo…


Bautizada como la ley mordaza , dejaba prácticamente a todos los ciudadanos en una posición susceptible a ser penados por la norma, que despertó preocupación en las organizaciones internacionales de prensa y vigilantes de la libertad de expresión.

Según Flores, la actual ley de Responsalidad Social en Radio y Televisión regula el debido proceder de los medios de comunicación y las sanciones correspondientes así como el Código Orgánico Procesal Penal, que penaliza delitos como la difamación y la injuria.

“Uno puede tener libertad de expresión y expresarse pero si uno con esa libertad de expresión incurre en estos delitos la otra persona tiene todo el derecho de interponer ante los organismos correspondientes las demandas”, aseguró la parlamentaria. Agregó que “se puede decir lo que uno quiera pero después que se dice cada quien es responsable”.

No a la Habilitante para Chávez

Flores anunció además que por el momento no se tiene previsto aprobar la Ley Habilitante solicitada por Chávez, que le concede facultades plenas para legislar directamente sobre varios asuntos de interés nacional.

“Eso no está planteado en el momento porque nosotros tenemos una agenda legislativa que la venimos cumpliendo”, dijo Flores al ser consultada por la prensa local sobre la solicitud que hizo ayer Chávez en cadena de radio y televisión.

En el pasado, el Parlamento ha concedido esta potestad a Chávez que volvió a solicitarla alegando que hay algunas leyes que no están adaptadas a la Constitución de 1999, donde está definido el “modelo socioeonómico” que impulsa su Gobierno.

Fuente: El País

¿Quién gobernará a América Latina en el 2010?

In ARGENTINA, ARTÍCULOS Y MÁS, BOLIVIA, ECUADOR, HONDURAS, VENEZUELA on julio 27, 2009 at 11:03 pm
Golpe militar en Honduras, derrota electoral en Argentina, futura crisis en Venezuela

Por Heinz Dieterich

1. ¿Quién gobernará América Latina en 2010?

El 1 de agosto del 2006 escribí que, una fuerte contraofensiva oligárquica-imperial contra los gobiernos desarrollistas latinoamericanos podía esperarse a partir de 2008/9; el 8 de junio del 2008, que el conflicto del gobierno Kirchner con la oligarquía agraria era suicida y que lo iba a perder; el 8 de mayo del 2009, que Kirchner iba a perder la mayoría en el Congreso.

Todas estas hipótesis (pronósticos) han sido verificadas posteriormente por la realidad latinoamericana, lo que demuestra que la evolución política —aun siendo un fenómeno dinámico-complejo— puede ser prevista con alta probabilidad en sus tendencias de desarrollo. La pregunta clave para la praxis política en América Latina es, entonces: ¿Cuál será la correlación de poder entre las fuerzas oligárquicas latinoamericanas y los gobiernos desarrollistas, dentro de un año?

Mi pronóstico es que el epicentro del conflicto por la hegemonía latinoamericana será Venezuela, con frentes secundarios en Centroamérica (El Salvador, Honduras, Nicaragua), y que la posibilidad de que el Bolivarianismo venezolano se debilite seriamente, incluso con pérdidas en las elecciones del 2010, es muy real.

2. Honduras y Argentina

El golpe militar en Honduras no tiene mayores perspectivas de consolidarse. Aunque expresa las ansías de las oligarquías guatemaltecas, salvadoreñas y nicaragüenses y cuenta con el apoyo de la red internacional terrorista y clericalfascista, no tendrá el poder necesario para afianzarse ante una decidida y agresiva oposición de los gobiernos latinoamericanos y la resistencia del pueblo hondureño. Su desenlace más probable es que corra el destino del golpe separatista de Bolivia.

En Argentina, el proyecto de Néstor y Cristina Kirchner fue enterrado con la estrepitosa derrota electoral del domingo pasado. En su certificado de defunción constan dos causas de muerte: falta de ideas estratégicas y falta de realismo sobre el poder real que rige en la pampa húmeda. Néstor Kirchner acumuló un gran capital político con la superación de la crisis del 2001; pero nunca logró construir una base social orgánica para darle sustentabilidad, ni tampoco plasmarlo en un nuevo proyecto histórico.

Seguir Leyendo…


Cuando decidieron fiscalizar las megaganancias de la enjaulada bestia argentina (la oligarquía), ésta se liberó y derrotó al “transversalismo”, sin siquiera usar a sus habituales verdugos uniformados. Ahora, pide la devaluación del peso (20%), el bloqueo de la entrada de Venezuela al Mercosur, el fin de la “chavización” de la “política K” y la revisión de las políticas gubernamentales de aquí al 2011 o en su defecto elecciones anticipadas. Cristina Kirchner dice que no negociará con los dueños del país. ¿Llegará al 2011?

3. Cuba – la crisis de conducción

Cuba se mueve bajo el peso de dos problemas estructurales de conducción: el de la sucesión generacional y el de la parálisis estratégica en la conducción. Muchos de los líderes de la segunda generación revolucionaria, escogidos por la misma dirección de la Revolución, han sido destituidos: Felipe Pérez Roque, Carlos Lage, Roberto Robaina, Otto Rivero, Carlos Valenciaga, entre otros. A la luz del hecho, de que estos líderes son producto de la educación revolucionaria y de las organizaciones de vanguardia del Partido Comunista de Cuba, la idea del “hombre nuevo” y de la calidad de formación política de cuadros queda seriamente cuestionada.

Es evidente, que el sistema conductor de la Revolución está dividido en torno a dos estrategias de evolución y dos centros de decisión. Si en el VI Congreso del Partido a fines de este año no se logra unificar las dos posiciones y centros de decisión, el inmovilismo podría llevar al país pronto a una situación de inestabilidad.

4. Venezuela – el mayor peligro del 2010

El mayor peligro de un avance sustantivo de la oligarquía latinoamericana, sin embargo, se encuentra en Venezuela. Como hemos explicado en otro ensayo (8.2.08), la causa principal es la creciente disfuncionalidad del modelo de gobierno 2003-8, que se encuentra estructuralmente agotado. Tiene tres déficits estructurales: el económico, el político y el discursivo.

El problema principal en lo económico es la inflación que hará crisis antes de las elecciones del 2010. Alí Rodríguez, el ministro de Finanzas, dijo el 27 de junio del presente en Nueva York, que Venezuela no descarta devaluar su moneda pero que está consciente del impacto que esa medida tendría en los ya altos índices de inflación del país. El ministro pronosticó que la inflación cerrará el 2009 en alrededor de un 28 por ciento y permanecerá “alta” en el 2010. Hace apenas tres meses, el ministro había sostenido que la inflación en Venezuela podría concluir, al cierre del 2009, por debajo del 20%.

Considerando que en ninguno de los últimos años el gobierno ha alcanzado ni remotamente las metas inflacionarias anunciadas y que 2010 es un año electoral crucial, seguido por las elecciones presidenciales del 2012, la tasa inflacionaria oscilará el próximo año probablemente en torno al 32%. Una devaluación realista del Bolívar la llevaría al terreno de la hiperinflación, es decir, a una situación incontrolable. Una inflación tan alta tiene dos consecuencias negativas: destruye a la macroeconomía y al gobierno responsable de ella, tanto más cuanto que se da en el marco de una política económica desintegrada y con experimentos populistas (“comunas”) que tienen tanto que ver con el “Socialismo del Siglo XXI”, como los animal spirits de Keynes con los dogmas racionalistas de los neoclásicos.

5. América Latina 2010

Los acontecimientos de los últimos años demuestran que la nueva clase política latinoamericana —Lula, Kirchner, Evo, Rafael Correa, Hugo Chávez, entre otros— ha logrado conquistar un poder considerable frente al imperialismo y a la reacción oligárquica. Esto es positivo y hay que apoyarla en tal desempeño. Sin embargo, no ha dado pasos hacia una nueva civilización postcapitalista y no es probable que las dé.

Nuevos sujetos de transformación habrán de cumplir esa misión histórica.

Fuente: Periovista

Moralina anti-imperialista

In ARTÍCULOS Y MÁS, HONDURAS, VENEZUELA on julio 19, 2009 at 2:01 am
La crisis de Honduras puso de manifiesto la moralina discursiva de Chávez. Por una parte, el Imperialismo es “maldito” y por la otra le presta el avión al latifundista y terrateniente Zelaya, que de hecho no sale de Washington y de la oficina del Departamento de Estado

Por William Dávila

La crisis de Honduras puso de manifiesto, entre otras cosas, la moralina discursiva de Chávez. Por una parte, el Imperialismo es “maldito” y por la otra le presta el avión a un latifundista y terrateniente llamado Zelaya, que de hecho no sale de Washington y de la oficina del Departamento de Estado.

Chávez se la pasa despotricando del capitalismo y pregunto: ¿qué sistema capitalista es ese que en Venezuela tiene control de precios, control de cambios, inamovilidad laboral, ¿cuál es el capitalismo en Venezuela? ¿Ustedes, lectores, han visto que estos controles existen en los Estados Unidos?

Seguir Leyendo…


En 1821 comenzamos desde Colombia a ser una sociedad capitalista y no lo somos todavía, e incluso me atrevo a decir que en América Latina no existe, aún, una economía capitalista, y mucho menos socialista. En una sociedad capitalista se pueden establecer controles, temporalmente, pero luego se eliminan. En Venezuela no hemos producido un motor de combustión interna. ¿Es mentira?

¿Cómo puede haber en Venezuela una economía capitalista que desconoce las patentes? ¿Qué empresa va a invertir si no tiene una patente? Sin embargo, la retórica oficialista es que están desmontando el capitalismo venezolano, la sociedad oligárquica, y lo peor es que no aguantan dos pedidas para buscarse una foto con Obama o con la Hillary. ¿Cómo es eso de que se desviven por Zelaya y coinciden con sus enemigos en el reconocimiento, en el fondo, de la democracia liberal?

Lo que se traduce es que lo que está en juego no es una integración económica y social que dé relieve a la autonomía latinoamericana, sino que prevalece una geopolítica personal, autocrática, militarista, neofascista, y como primos hermanos que son los totalitarismos disfrazados de izquierda como los de derecha, una geopolítica fidelista, profundamente entreguista y reaccionaria.

Lo peor que puede pasar es que caigamos en manos de la banda de los cuatro (Cuba, Nicaragua, Bolivia, Ecuador), liderada por el héroe del Museo Militar, el hiperlíder Chávez. El fascista fabrica enemigos y miedos para subyugar al individuo. Habla del gorilismo en Venezuela en el discurso del 5 de Julio y es él quien controla la Fuerza Armada Bolivariana con sus milicias.

Insulza sacrificó el genuino pensamiento unitario del Libertador y el espíritu de todos los Padres de la Patria americana por retratarse con el ALBA. La OEA tenía que ser la voz de los pueblos de América y siempre hemos creído que nada es tan legítimo como el crecimiento de ese sano, robusto, generoso movimiento nacionalista que en nuestra América prieta cada día toma más carácter definido.

El marketing político de Chávez sólo busca mantener su imagen y su marca. Y esto se ha desarrollado principalmente en Gran Bretaña y EEUU “coincidencialmente”, pero lo que se demostró hasta ahora con Honduras es que “el método Chávez” no funcionó más que para aumentar rating en Telesur, quedando en ridículo el espectáculo televisivo del “avioncito”.

Finalmente, Obama asumió las riendas de “la otra negociación” que ya comienza a tener resultados que avisan aceptación de las partes, y que pareciera ir en el camino de la relegitimación del “imperialismo” estadounidense. Tremendo favor le hizo Chávez a su “enemigo”.

Fuente: Tal Cual Digital